Compartir

Quien no tuvo una mascota, que rompiera aunque sea una revista o alguna trapito? Todos también conocemos de las precauciones que tomar con nuestros hijos (como le digo yo).

Connor Mcllory, un jugador de Irlanda, olvidó este último punto, ya que la copia de FIFA 18 que compro tuvo un final tragico…. Sam, su fiel perro, no dudó en destrozar el disco del juego.

Seguramente se enojo mucho este muchacho, más siendo un fanático del futbol y las ganas que tenia de llegar un ponerse a jugar al FIFA.

Mcllory compartió su historia a través de las redes sociales, donde acumuló un gran número de comentarios. Y la historia no termina con eso, el jugador escribió al servicio de atención a clientes de Amazon para ver qué se podía hacer, a modo de broma.

Lo loco es que la tienda online le ofreció un reembolso, pero Mcllory respondió que prefería una copia de reemplazo. La sorpresa es que Amazon accedió y le envió un nuevo FIFA 18 sin costo alguno.

Un final feliz y un ejemplo de como tienen que trabajar este tipo de ventas online en todo el mundo…