Compartir

En esta ocasión les traemos la Review de Mutant Year Zero: Road to Eden, un tactical RPG con elementos de sigilo en tiempo real y muy el estilo de los juegos de Xcom, pero ambientada en un mundo post-apocalíptico con una historia de trasfondo profunda y bien trabajada. MYZ fue desarrollado por The Bearded Ladies Consulting y distribuido por Funcom, pero esta basado en un juego de rol de mesa de Modiphius Entertainment. Vamos a dar una vuelta por la tierra después del hombre y les vamos a contar sobre los supervivientes del Arca, los Merodeadores y un juego con mecánicas poco convencionales pero que funcionan muy bien.

MUTANT YEAR ZERO: ROAD TO EDEN | Gameplay español

La historia

Al principio de la historia en Mutant Year Zero: Road to Eden, tomaremos el control de Dux y Boerman, Merodeadores de profesión, una unidad especializada en el salvataje de recursos valiosos y chatarra necesaria para el Arca, el último bastión de humanidad que queda en la Tierra.

Como Merodeadores, nuestra tarea primaria será sobrevivir a La Zona, el área inhabitable fuera de la ciudad elevada, llena de peligrosos Gules (carroñeros caníbales enemigos de todo lo que no es otro Gul) y otros elementos hostiles del entorno agreste de la Tierra después de los Antiguos (osea los humanos originales).

Aquí, los Merodeadores sobreviven adaptándose mediante mutaciones, que en la historia original surgen espontáneamente y que sirven de ayuda para mantenerse vivo un día más en este futuro distópico que llama mucho la atención por su estética simple y nada sobrecargada, muy similar a juegos del estilo de S.T.A.L.K.E.R: Shadow Of Chernobyl.

La historia tiene todos los elementos de una buena distopía post apocalíptica, aunque al principio, las cosas pueden ser un tanto llevadas de los pelos, conforme avanzamos, nos damos cuenta que el mundo de Mutant Year Zero: Road to Eden está trabajado con muchísimo cuidado y que tiene bastante más para ofrecer de lo que aparenta.

Bien trabajados los argumentos, buenas líneas de diálogo y un muy buen doblaje. No se puede pedir más de un tactical RPG con elementos de sigilo y con una historia sólida, se la mire por donde se la mire.

Las mecánicas

Aquí es donde se pone más interesante. El juego nos introduce de lleno a unas mecánicas de sigilo en tiempo real, y de combate táctico por turnos. Muy similar a juegos como XCOM, pero que tiene su carácter propio y se distingue especialmente por contener mayor elemento de RNG como mecánica fundamental. En pocas palabras, muy similar a un juego de rol de mesa.

Se que muchos van a pensar, pero no, no está nada mal. Las mecánicas en un principio sirven para evadir conflictos que sabemos que en ese momento no vamos a poder sobrevivir, y secundariamente, para explorar sin ser vistos, a fin de hacer que nuestras incursiones por la zona sean lo más lucrativas posibles.

Gracias a un sistema de guardado automático bastante bien diseñado, cada buena decisión que tomemos quedará resguardada, y podremos retomar desde ese punto si nos mandamos una pifiada importante.

Como ya dije anteriormente, también podemos optar por eliminar enemigos de manera aislada, acechándolos y emboscándolos, reduciendo el nivel de peligro hasta poder atacar al grueso de las fuerzas enemigas y hacernos con la victoria y el botín que protegen.

Tiene una mecánica de sigilo bastante interesante y realista, todo en tiempo real, es decir: apagamos la linterna y manejamos cuidadosamente a los  personajes para poder buscar el mejor punto donde emboscar a un enemigo desprevenido.

Por supuesto que si no eliminamos rápidamente al enemigo o si no usamos armas silenciosas, acabaremos alertando a todos los enemigos de la zona y créanme, no quieren que eso suceda.

El juego escala en dificultad de una manera extraña, bastante similar a muchos juegos de rol de mesa que he jugado pero con el añadido de que si no pensamos bien nuestra estrategia, antes de elegir una mutación o de equipar un arma decente con la cual atacar en el momento preciso, podemos terminar muriendo de maneras realmente estúpidas.

El armamento y las habilidades tanto activas como pasivas están bien equilibradas y se acoplan a la perfección al sistema de combate. El desarrollo y evolución de los personajes está basado en un sistema de experiencia un tanto extraño, pero que no requiere grindeo, si no más bien, ingenio, ya que para sobrevivir a las situaciones nos permitirá sacar mejor partido de la exploración y esto traerá como recompensa mejor loot, experiencia y mejor equipamiento.

En pocas palabras, es un juego que bien merece la pena para todos los amantes del RPG táctico y el sigilo, no posee mecánicas grandiosas pero si una buena combinación del Turn Based Combat y el Sigilo en tiempo real. Eso si, las mecánicas de posicionamiento y control de las unidades son verdaderamente notables.

Los gráficos

El diseño del escenario y la ambientación recuerdan muchísimo a otros juegos post apocalípticos, especialmente aquellos desarrollados por empresas del norte de europa. Curiosamente, la idea de un invierno nuclear está firmemente arraigada en ellos, ¿por lo de Chernobyl, no? Ni hablar de que la gran mayoría del imaginario Europeo sobre distopías tiene como protagonistas a seres mutados.

En el caso de Mutant Year Zero: Road to Eden, nos encontramos con un juego que tiene unos gráficos aceptables. No muy detallados pero sí, bien trabajados, con un motor decente (Unreal 4) y que hace buen uso de los efectos de partículas y de la niebla volumétrica.

Pero, como siempre dicen, el diablo está en los detalles. Tema bugs. Tengo el agrado de poder jugar un juego que no tiene bugs gráficos notables, ni errores de colisionadores. En un juego de combate táctico, sería desastroso que nuestros personajes perdieran un turno si se encontraran con un collider mal posicionado. Afortunadamente, en Mutant Year Zero no me pasó eso, pero si me ha pasado en juegos como XCom: Enemy Unknown, por ejemplo y es odioso.

Una de las cosas que si me molestó y mucho, es la falta de una ciudad para explorar. El Arca es un menú de opciones y tiendas, no podemos explorarla libremente y eso le juega mucho en contra. Se nota que ahorraron en diseño y eso está mal, mínimo una ciudad o área neutral para explorar, pero no, ni se molestaron. Punto menos.

Algunas animaciones no parecen estar muy buenas, especialmente las que se ven desde el menú de mutación, dan pena realmente, no sé que quisieron lograr. Pero en general, están bastante buenas, especialmente las del combate.

Otra cosa que no me agrado es el diseño de los personajes, bastante descuidado en algunos casos. Se que se trata de mutantes y que debería dejarlo pasar pero no lo voy a dejar pasar, creo que alguno de los personajes tiene un problema de diseño y las proporciones corporales no son correctas: se trata de Selma, que en las cinemáticas nos la muestran como una mujer Alta, mutada con lo que parece ser una especie de bioarmadura y el personaje del juego parece un pigmeo con la cabeza totalmente desproporcionada. No sé que paso ahí, pero bueno. Dux y Boerman están bien diseñados, eso me llamó la atención, pero la única mujer del grupo asusta más que ellos… y no en el buen sentido.

Nótese que no hable mucho de la ambientación y de la banda sonora, pues bien, pienso que no es el fuerte de MYZ: Road to Eden. La banda sonora es prácticamente inexistente y los sonidos ambientales, si bien están bien complementados, no alcanzan para integrar un buen efecto de ambientación. La música de las fases de combate podría no estar ahí y ni siquiera lo notaríamos.

 

Conclusiones

Mutant Year Zero: Road To Eden tiene todo lo que un tactical RPG tiene que tener, más, elementos de sigilo en tiempo real y una buena historia.

Por otro lado, cabe mencionar que tiene algunos pequeños detalles que se podrían mejorar con más tiempo de modelado y pulido de texturas.

En cuanto a las mecánicas, de más está decir que son muy completas. De lo mejorcito que he jugado en materia de Tactical RPG en los últimos 5 años, y eso, ya de por sí le da mi visto bueno.

Los gráficos son decentes y no tienen graves falencias, salvo, el diseño de uno de los personajes que es notablemente espantoso y no porque sea una mutante, si no, porque simplemente la pifiaron y se nota.

Adicionalmente, podemos decir que tiene un buen sistema de progresión de personajes y que se acopla con algunas de las mecánicas de rol de mesa tradicional, ofreciendo una jugabilidad que muchos jugadores veteranos sabrán apreciar pero no siendo tan compleja como para que la oleada de new players se pongan a chillar y a fruncir los dientes todo el tiempo.

Como contrapartida, la falta de un área neutral o una ciudad para explorar, dado que nuestra “base”, por así decirlo, parece un menú de opciones, le quita inmersividad a la historia y resta puntos.

En resumidas cuentas, MYZ es un juego bueno, con mecánicas decentes y entretenido. No es un juego para personas impacientes y puede volverse tedioso por momentos pero safa. Si te gusta el combate táctico y el sigilo, es para vos, si no, pasa de largo que no te vas a perder nada.

Espero que les haya gustado la review, los dejo con una galería de imágenes del juego.

Valoración

7
Bueno 05 de diciembre, 2018

A favor

  • Las mecánicas de sigilo en tiempo real y combate táctico
  • La historia es bastante buena
  • El sistema de progresión de personajes bien equilibrado

En contra

  • Algunas animaciones son torpes y están mal diseñadas
  • El diseño de algunos personajes es descuidado
  • La banda sonora podría mejorar bastante