Compartir

Hoy tenemos en HD Tecnología nuestro primer review de la plataforma Z370 en su día de lanzamiento, con la Z370 Aorus Gaming 7 de Gigabyte, la apuesta mas alta que ha hecho la marca de momento para la nueva plataforma de Intel, con sus procesadores de 8va. generación.

Esta nueva plataforma marca un antes y un después en Intel, dejando de atrás las cantidades de núcleos convencionales, y ahora teniendo 4 núcleos y 4 hilos en los Core i3, 6 núcleos y 6 hilos en los Core i5, y 6 núcleos y 12 hilos en los Core i7, aumentando significativamente el rendimiento multi-core de cada linea, con hasta un 50% en algunos casos.

El modelo tope de gama que preparó Gigabyte para aprovechar estos nuevos procesadores, incluye características como Triple M.2, 2-way SLI y 3-way CrossfireX, fases de poder mejoradas, audio de alta calidad, doble chip LAN (Killer + Intel), controlador USB 3.1 personalizado, y mucho más, para poder extraer todo el jugo a la octava generación de procesadores Intel Core.

Primera Mirada

La caja de la placa madre es muy similar a la de otros modelos de Aorus, con el típico fondo de las cajas que utiliza la marca en sus placas madre, que arriba solo tiene el logo de la linea, el nombre de la placa madre, y los logos de tecnologías soportadas.
Al rotar la caja vemos una imagen de la placa madre, imágenes de todas sus características y tecnologías principales, y un cuadro con sus especificaciones básicas.

En esta serie, Gigabyte introduce un interesante diseño totalmente renovado para la linea Aorus, basado en distintos tonos de grises, con un efecto metálico que luce muy bien.

Utiliza una nueva versión del zócalo LGA 1151, que soporta únicamente los procesadores Intel Core de 8va. Generación basados en Coffee Lake, dejando de lado el soporte a 6ta. y 7ma. generación por lo que aunque lean LGA 1151, deben tener cuidado al elegir una placa madre para evitar problemas de compatibilidad.

Los procesadores colocados aquí serán alimentados por un sistema de alimentación conformado por 10 fases de poder, para asegurar una buena entrega de energía incluso a los modelos de 6 núcleos y 12 hilos.

Tiene 4 slots de memoria ram DDR4, soportando un máximo de 64GB de ram con frecuencias de hasta 4133MHz por multiplicador, aunque soporta más elevando el BCLK.

Tiene 3 puertos M.2, de los cuales uno incluye un disipador para SSDs M.2, lo cual ayuda a disminuir sus temperaturas y ayudar a disminuir significativamente el throttling para que trabaje siempre a la máxima velocidad posible. Además este puerto está estratégicamente colocado arriba de la GPU y no justo debajo como suele ocurrir generalmente, por lo que no recibe una fuente de calor externa significativa.

Además tiene 6 puertos Sata III, para conexión de HDDs y SSDs convencionales.

En su esquina superior derecha encontraremos botones de encendido, overclock automático, reset, y ClearCMOS, para usar todas estas funciones de forma rápida si no la tenemos colocada en un gabinete.

Como venimos viendo en las últimas series, tiene un chip Turbo B-Clock para regular la frecuencia base de procesador y memorias por separado de la de los PCI y DMI, permitiendo variar en un rango de 80MHz a 500MHz siempre y cuando el resto del hardware lo soporte.

Su sistema de sonido es el ya conocido AMP-UP Audio, en este caso basado en el ALC1220, junto a un DAC ESS Sabre 9018, y los reconocidos capacitores tanto de Nichicon como de Wima.

En su panel trasero tenemos un puerto PS/2, dos USB 3.0 DAC-UP, un HDMI y un DisplayPort recubiertos en oro, tres USB 3.0, un USB 3.1 Tipo-C, un USB 3.1 Tipo-A, un puerto Ethernet conectado al chip Intel I219-V y otro puerto ethernet conectado al Killer E5200, y las habituales conexiones de sonido.

Índice de páginas