Compartir

Hoy tenemos en nuestros laboratorios uno de los disipadores para CPU de Zalman, el CNPS 10X Optima, perteneciente a la gama media de la marca y orientados a los que buscan un remplazo del disipador stock a precio accesible para tener buenas temperaturas y realizar un pequeño overclock a su procesador.

Entre sus características principales tenemos 4 heatpipes de cobre de contacto directo, y un fan PWM bastante silencioso, ideal para los amantes del silencio en la PC.

Estas características lo hacen ideal para los que no les interesa el overclock y simplemente buscan silencio y buenas temperaturas en su sistema, ya que obtendrán un producto de calidad a buen precio.

Especificaciones:

  • 4 heatpipes de cobre de contacto directo
  • Aletas de aluminio
  • Fan: PWM de 120mm con velocidades de 1000 a 1700 RPM
  • Nivel de ruido: Entre 17 y 28 dBA
  • Dimensiones: 132x85x152 mm (Ancho x Largo x Altura)
  • Peso: 630g
  • Compatibilidad: AM2/+, AM3/+, FM1, FM2/+, LGA 775, LGA 115X, LGA 1366, LGA 2011/2011-3

Primera Mirada

La caja del disipador es de color negro, teniendo en su frente el nombre del modelo, sus principales características, el logo de la marca, y una imagen del disipador.

En su parte trasera tiene sus características principales escritas en varios idiomas, para que pueda entenderse en la gran mayoría de los lugares en los que se vende.

El disipador posee un diseño con una única “torre”, mas que suficiente si no realizaremos overclock. Como en la gran mayoría de los disipadores por aire, los materiales utilizados son Cobre en los heatpipes, y Aluminio en las aletas del disipador.

Como mencionamos durante las especificaciones, cuenta con cuatro heatpipes de cobre de contacto directo, para una transmisión eficiente de calor hacia sus aletas de aluminio.

Vemos que posee el logo de Zalman encima de la estructura que mantiene unidos los heatpipes, esto no se se ve cuando está instalado pero que de todas formas es un buen detalle.

En su parte superior vemos el final de sus heatpipes luego de que ya hayan atravesado toda la estructura.

En la aleta superior vemos el nombre del disipador lo cual es un muy buen detalle para identificarlo rápidamente en fotos.

Su fan está diseñado para ser utilizado únicamente con el sistema de anclaje incluido, ya que su diseño no permite montarlo en un gabinete.

Podemos notar en sus aspas las distintas lineas sobresalientes para mejor direccionamiento del flujo de aire.

En la parte trasera del fan vemos el modelo del fan y sus especificaciones básicas. Notamos que el cable no tiene mallado y sus cables son de colores, lo cual no es muy bueno para la estética del sistema. Ademas es PWM, cosa que podremos regularlo de 1000 a 1700 RPM.

Por último tenemos su manual y la bolsa con todos los accesorios para la correcta instalación del disipador y todos sus sockets.

Al instalarlo vemos que la altura a la que queda la parte inferior del fan, es menor a la de un kit de rams de gama alta, impidiendo que utilicemos 4 módulos de memoria ram, salvo que coloquemos el fan del otro lado.

Plataforma de pruebas

  • Procesador: Intel Core i7-6700K
  • Placa madre: Gigabyte GA-Z270X-Gaming 7
  • Memorias Ram: G.Skill TridentZ 2x8GB
  • Fuente: Seasonic Snow Silent 1050W
  • SO: Windows 10 64bits

Pruebas 

 

Las temperaturas alcanzadas fueron excelentes, ya que el núcleo mas caliente en Cinebench alcanzó tan solo 56 grados, mientras que en juegos el núcleo más caliente alcanzó 46 grados, por lo que la mayoría de los usuarios ni siquiera alcanzarán los 60 grados en uso diario. Para referencia también probamos un 212 Evo que teníamos a mano para comparar, el cual fue superado por el Zalman en todos los casos.

Test con overclock

Como teníamos un margen de temperaturas bastante amplio, decidimos probar hacer un poco de overclock para ver a donde llegabamos sin pasar 80 grados en Cinebench. Lo máximo alcanzado fue un overclock a 4,8GHz donde el núcleo más caliente alcanzó los 76 grados, por lo que claramente este disipador es una muy buena opción incluso para los que buscan hacer algo de overclock.

Conclusión

El comportamiento del disipador fue muy bueno, sin alcanzar ni siquiera 60 grados con un Intel Core i7, y permitiendo un overclock del mismo a 4,8GHz manteniéndose por debajo de los 80 grados, todo esto siempre con un trabajo muy silencioso incluso con altas cargas.

Para los que busquen un procesador como el que probamos, el i7-6700K o quizás también un i5-6600K que no incluyen un disipador en su caja, esta es una muy buena opción si no queremos agregar mucho costo al armado del sistema y aún así mantener la posibilidad de realizar overclocking.

Actualmente podemos conseguirlo en Argentina por unos $900, siendo una opción ideal tanto para los que compran un procesador de 6ta. Generación que no incluye disipador de fábrica, como para los que utilizan un procesador con disipador de fábrica y desean cambiarlo para mejores temperaturas, menor ruido, y agregar un margen de overclock si el procesador lo permite.

 

 

  • Diego 2020

    2017 Y SIGUEN CON EL MISMO PROBLEMA DEL COOLER CON LA RAM DEJAT D JODER….
    imaginate con mobo amd…. he notado q los socalos de intel gama media alta estan bastante lejos del socket, en cambio amd todo lo contario, y para cagarla mas los disipadores tocan las memorias INCREIBLE, para q los hacen ?

  • Maximiliano Nicolas Romero Sua

    Justo hace 2 semanas me compre el 212 evo. Resulto bueno, me costo 950 pe. Interesante que los comparen! Buena info.