Compartir

Con la reciente reunión del presidente de EE. UU. Donald Trump con ejecutivos clave de la industria de los video juegos como Take-Two y Zenimax, la atención de los medios se centra una vez más en los tiradores y su supuesto adoctrinamiento a la violencia por culpa de los videojuegos.

Lo que es quizás aún más problemático, es que estas conversaciones raramente, incluyen investigadores y científicos. Por ejemplo, el psicólogo Patrick Markey , profesor de la Universidad de Villanova, ha estado investigando este tema específico durante años, y el en donde demuestra que el 80 por ciento de los tiroteos en Estados Unidos no tienen relación con videojuegos o violencia gráfica.

Contrariamente a las afirmaciones de que los videojuegos violentos están vinculados a agresiones y homicidios, no se encontraron pruebas que sugieran que este medio fue una de las principales causas de la violencia en los Estados Unidos.
Las tendencias anuales en la venta de videojuegos durante los últimos 33 años no guardan relación con los delitos violentos.

Patrick Markey tambien comenta que a medida que los videojuegos se han hecho más populares, la violencia ha disminuido, cuando una gran cantidad de juegos llegan al mercado la violencia también decrece. Markey destaca que los jóvenes que se convierten en atacantes en un tiroteo juegan hasta tres veces menos que la media del resto de estudiantes.

Que les parece?

Leave a Reply

Se el primero en comentario!

avatar
  Subscribe  
Notificar