Conectarse con nosotros

Noticias

Un estudio sugiere que hay una conexión entre el uso de teléfonos inteligentes y la pérdida de memoria en adolescentes

Publicado

el

¿Molesto con tu hijo por que falló en una prueba? Tal vez el problema no sean los hábitos de estudio de tu hijo o su falta de concentración en el aula. Un nuevo informe sugiere que los teléfonos inteligentes podrían ser los culpables. Un informe publicado por Environmental Health Perspectives en Suiza afirma que solo se necesita un año de uso del teléfono inteligente para que el cerebro de un adolescente se vea afectado por la radiación emitida por el dispositivo durante las llamadas telefónicas.

Ese es el resultado de un estudio realizado en aproximadamente 700 adolescentes de 12 a 17 años. Se le dieron pruebas de memoria verbales y figurativas (basadas en imágenes) al grupo aproximadamente un año después de que tomaron las pruebas iniciales. Los resultados mostraron que los niños tenían puntuaciones más bajas en la memoria figurativa después de haber sido sometidos a la radiación RF-EMR que emiten los teléfonos durante las llamadas. Irónicamente, pero los investigadores también encontraron que la puntuación de memoria verbal en realidad había mejorado.

Para los adolescentes que básicamente usan su teléfono para jugar juegos, navegar por Internet o enviar mensajes de texto, la buena noticia es que esas actividades liberan cantidades mínimas de RF-EMF en el cerebro y no se descubrieron cambios significativos.

Para no estar tan expuestos a los rayos RF-EMF de un teléfono inteligente, los usuarios pueden usar auriculares o emplear la función de altavoz en el dispositivo cuando están en una llamada telefónica.

Por supuesto, el mismo estudio señala que los resultados deben “interpretarse con cautela hasta que se confirmen al 100%”, ya que estos resultados también podrían estar influenciados por la pubertad, que afecta también la conducta de los adolescentes.

Fuente: phonearena