Conectarse con nosotros

Hardware

Summit, la supercomputadora más poderosa del mundo, se une a la lucha para comprender y erradicar el Coronavirus

Publicado

el

Con el coronavirus arrasando el mundo, las conferencias tecnológicas y las cadenas de suministro están siendo golpeadas fuertemente, pero ahora, la tecnología está devolviendo el golpe. El Laboratorio Nacional de Oak Ridge (ORNL) ha anunciado que Summit, la supercomputadora más poderosa del mundo, se une a la lucha para comprender y erradicar el coronavirus.

Summit, que encabeza la lista Top500 más reciente de supercomputadoras, es un sistema construido por IBM con 4.608 nodos (cada uno alimentado por dos CPU IBM Power9 y seis GPU Nvidia Volta), que ofrece por noto 42 TFLOPs. Ahora, ese poder se está volcando hacia el coronavirus, y Summit apunta a encontrar una proteína en el virus que puede ser la clave para desarrollar medicamentos para combatirlo.

“Summit era necesario para obtener rápidamente los resultados de la simulación que necesitábamos. Nos llevó un día o dos mientras que en un ordenador normal nos habría llevado meses.

“Nuestros resultados no significan que hayamos encontrado una cura o tratamiento para el coronavirus de Wuhan. Sin embargo, tenemos muchas esperanzas de que nuestros hallazgos computacionales sirvan de base para futuros estudios y proporcionen un marco que los experimentadores usen para investigar más a fondo estos compuestos. Sólo entonces sabremos si alguno de ellos exhibe las características necesarias para mitigar este virus” dijo Jeremy Smith, director de UT/ORNL CMB.

Si un compuesto pudiera unirse a esta proteína de la que hablamos, el virus se volvería incapaz de lograr una infección, pero probar manualmente los compuestos para evaluar este comportamiento es un proceso laborioso, especialmente en una crisis urgente de salud pública. Es por eso que con Summit,los científicos están simulando el comportamiento de más de 8.000 compuestos de proteínas diferentes y su capacidad para unirse a los picos del coronavirus, sin embargo, esto requiere mucha potencia de computación. Mientras que en un ordenador potente este proceso podría llevar meses, Summit es capaz de completar las simulaciones en pocos días.

Comentarios