Conectarse con nosotros

Noticias

Sangre y leche humana en transistores biodegradables

Publicado

el

 

 

 

 

Los bioordenadores representan un tema sobre el cual la comunidad científica ha estado hablando durante años, pero puede que el tipo más reciente de transistores hayan tomado las cosas demasiado lejos.

No hay una manera indirecta de decir esto, así que lo vamos a decir de forma clara: algunos investigadores de la Universidad de Tel Aviv crearon transistores de leche materna humana, moco y sangre.

De hecho, nuestros fluidos corporales se han convertido en el combustible para la evolución tecnológica. Ahora realmente hay una razón para considerar que todas esas películas en las que la tecnología “asimilaba” a los seres humanos estaban en lo cierto.

Prácticamente, la gente en la universidad utilizó fluidos corporales humanos, o las proteínas de esos fluidos para ser más precisos, para hacer transistores biodegradables.

Dicho transistores son libres de silicio e incluso flexibles. Fueron creados aplicando los fluidos corporales en un molde y luego dejando que todo se seque.

La película de semiconductores creada mediante este procedimiento tiene un grosor de unos pocos nanómetros y, mezclando los tres fluidos en diferentes proporciones, puede alcanzar incluso 18nm.

“Juntos, los tres tipos de proteínas crean un circuito completo con capacidades ópticas y electrónicas, cada uno trayendo algo único a la mezcla. La proteína de la sangre tiene la capacidad de absorber oxígeno […], lo que permite el ‘dopaje’ de los semiconductores con productos químicos específicos a fin de crear propiedades tecnológicas específicas”, dice el investigador.

“Las proteínas de la leche, conocidas por su fortaleza en entornos difíciles, forman las fibras que constituyen la base de los transistores, mientras que las proteínas de la mucosas tienen la capacidad de mantener los colorantes fluorescentes rojo, verde y azul separados, creando juntos la emisión de luz blanca que es necesaria para la óptica avanzada”.

La biodegradabilidad surge del hecho de que las proteínas son totalmente orgánicas. En otras palabras, no será tan difícil que los usuarios se deshagan de las máquinas del futuro y el medio ambiente no será dañado en absoluto.

Hasta ahora, el equipo hizo algunos transistores utilizables en pantallas, pero esperan que eventualmente podrán hacer dispositivos electrónicos enteros.