Compartir

Fue durante el Mobile World Congress que Samsung anunció sus teléfonos Galaxy S9 y Galaxy S9 +. La firma hizo que la pareja esté disponible para su compra en todo el mundo, pero parece que podría tener algo especial bajo la manga para los consumidores de China.

Samsung acaba de presentar un dispositivo, con el número de modelo SM-G8850. Si bien sus especificaciones son similares a las del Galaxy S9, una cosa que probablemente notarán es que el teléfono tiene un diseño diferente en su parte posterior. La matriz de la cámara en el SM-G8850 ofrece un diseño diferente y
se apila de manera vertical lo mismo que el flash, junto con el lector de huellas digitales. Aquellos que están familiarizados con el iPhone X podrían encontrar que el teléfono no anunciado de Samsung podría parecer un poco familiar para el actual modelo de gama alta de Apple.

En cuanto al resto de sus especificaciones, el teléfono inteligente tiene una pantalla QHD+ de 5,8 pulgadas con una resolución de 2960 × 1440, un procesador Qualcomm Snapdragon 845, y llegará con hasta 6GB de RAM. El teléfono también incluirá una batería de 3.000 mAh. En ese momento, se desconoce cuándo llegará esta unidad, pero es interesante ver que Samsung haga exclusivas para mantener contento al público de esa región.