Compartir

Hoy tenemos para ustedes nuestro review de la gama de entrada del nuevo segmento de productos de Western Digital, los SSDs, disponibles en tres lineas con los mismos colores que los discos duros: Green, Blue, y Black, también en el mismo orden de rendimiento y precio.

El modelo que tenemos hoy es el WD Green de 240GB en su versión con conexión SATA, ya que también hay una versión con conexión M.2, aunque también tiene las mismas velocidades ya que utiliza las lineas Sata del M.2 y no las lineas PCI-E.

Estos SSDs se caracterizan por un precio accesible, y una larga duración, dando una oportunidad al que aún utiliza un disco duro como unidad del sistema operativo, y quiere acelerar el rendimiento de su sistema sin gastar una gran cantidad de dinero, de remplazar su HDD por un SSD.

Especificaciones

  • Capacidad: 240GB (También disponible en una versión de 120GB)
  • Interfaz: Sata III 6gb/s
  • Factor de forma: 2.5″ 7mm (También disponible en formato M.2 2280)
  • Velocidad de lectura secuencial: 540 MB/s
  • Velocidad de escritura secuencial: 465 MB/s
  • Lectura aleatoria de 37k IOPS
  • Escritura aleatoria de 68k IOPS
  • Consumo máximo: 2,5W
  • Vida estimada: Escritura de 80TB
  • Controlador: Silicon Motion SM2256S

Primera Mirada

Su caja se basa en el color de la linea, el verde, junto al blanco, para identificar rápidamente el SSD y el modelo. Vemos en su frente el nombre de la linea, el logo de la marca, una imagen del modelo, su capacidad, y su tiempo de garantía que son 3 años.

En su parte trasera tenemos una etiqueta con varias barras de códigos, y algunas sugerencias de uso por parte de la empresa.

Como ya nos adelantó su caja, el SSD es de color negro con una etiqueta blanca y verde que indica la linea, la marca, la capacidad y la interfaz del modelo, en este caso de de 240GB, también están los de 120GB en este mismo modelo.

En su parte trasera vemos una etiqueta con varios códigos de barra relacionados a códigos del SSD junto con todas sus certificaciones.

Como todo SSD, para su funcionamiento requiere la conexión de un cable SATA de datos, y un cable SATA de alimentación.

Como verán, instalar un SSD es de los mas fácil, dos cables y diferente tamaño, difícil de equivocarse.

Si abrimos el SSD nos encontramos con su pequeño PCB de color azul el cual tiene en su parte central el controlador Silicon Motion SM2256S, con dos memorias NAND de 60GB cada uno de sus costados.

En su parte trasera dispone de otros dos chip de 60GB cada uno para completar el total de 240GB que tiene este SSD.

Plataforma de pruebas

  • Procesador: Intel Core i7-6700K
  • Placa madre: Asrock Z170M OC Formula
  • Memorias Ram: G.Skill TridentZ 2x8GB
  • Fuente: Seasonic Snow Silent 1050W
  • SO: Windows 10 64bits

Software

En su software SSD Dashboard podremos monitorear todos los detalles acerca del SSD, incluyendo hasta el porcentaje de vida restante, para tener una idea de por cuanto tiempo mas podremos utilizar el SSD.

Pruebas de rendimiento

En la prueba de Atto Disk Benchmark obtuvimos velocidades de lectura de 444MB/s y de escritura de 553 MB/s al transferir 8GB de datos, nada mal para el segmento..

En CrystalDiskMark las velocidades obtenidas fueron una escritura de 449,2 MB/s y una lectura de 557,8 MB/s, muy buena velocidad de lectura sobre todo para un SSD de este segmento de precio.

En HD Tune Pro las velocidades promedio fueron de 421Mb/s en escritura y 527 MB/s en lectura.

Tiempo de inicio de Windows 

La última prueba que hicimos fue el tiempo de inicio de Windows medido con BootTimer, tardando tan solo 5,6 segundos en iniciar el sistema.

Conclusión

Para el que aún tiene un HDD en su sistema actual este es el upgrade ideal para instalar el sistema operativo, algunos programas, y algún que otro juego, para mejorar la experiencia al utilizar la PC sin tener que esperar en algunos casos largos tiempos de carga.

Sus velocidades son buenas y la vida útil es suficiente para un usuario común que no realiza grandes descargas frecuentemente o muchas transferencias de archivos pesados como edición de videos o tareas similares por lo que es una unidad muy recomendable.

En Argentina podemos conseguirlo por $1890 pesos, un precio bastante bueno por un SSD de 240GB con garantía de 3 años.