Conectarse con nosotros

Noticias

Review Steam Link

Publicado

el

Esta claro a esta altura que Valve tiene como objetivo acaparar el mercado digital de los videojuegos en PC, y lo intenta en cantidad y en variedad de formas.  Muchos de estos intentos no terminan de ser exitosos, como es el caso de las “Steam Machines”, que en papel suenan como una solución ideal llenando un hueco en el segmento de PC gaming, para ese público no conforme con las capacidades limitadas de una consola, y aquellos usuarios que quieran gozar de la experiencia de la PC en su sala de estar a traves de las pantallas generosamente más amplias que ofrecen las TVs.  La realidad es que este producto termina no cumpliendo con su objetivo, debido en parte a rangos de precios muy altos, y a una momentaneamente limitada librería (al usar la plataforma SteamOS solo corre títulos desarrollados para la misma).

Basándose en esta misma necesidad, Valve desarrolló un producto mucho más modesto, accesible, a la vez completo y con mucho potencial, el Steam Link.

Diseño y Funcionalidades

El Steam Link es una pequeña cajita muy elegante en su diseño y sólida construcción, cuyo tamaño no supera al de un disco de almacenamiento externo promedio,  una  solución mucho más acertada para aquellos que no desean mover su computadora superpotente (y pesada) al lugar donde se ubica la TV, disrumpiendo en el proceso el “Feng Shui” de la habitación.

Review-Steam-Link-06

 

Review-Steam-Link-08

 

La funcionalidad de este componente es básicamente conectar la PC con la pantalla de TV, ofreciendo una experiencia “casi” igual a la de estar frente a la computadora, y digo “casi” porque esto va a depender mucho del rendimiento de la PC y de la conectividad entre ambos.  Lamentablemente y por el momento, solo es capaz de mostrar contenido de la librería de Steam y no posee la capacidad de conectarse a servicios de streaming online de otros medios como Netflix ó Youtube. Quizás esto no sea un problema para algunos, ya que Steam permite al usuario agregar aplicaciones no nativas y estas aplicaciones se transmiten al dispositivo tal como lo hace con su propio catálogo, el único inconveniente a sortear es la configuración de los controles para dichas aplicaciones no estándares.

Uno de los aspectos más atractivos de Steam Link es su simplicidad de uso, en cuestión de segundos luego de haber sido encendido, completando un par de simples pasos que constan de elegir idioma, conectar a la red, ingresar un código de 4 digitos en la PC (solo en el primer uso), estamos frente a la librería de Steam, listos para ejecutar cualquier título que este disponible en la PC.

Review-Steam-Link-18

Steam Link hace uso del conocido modo “Big Picture”

En cuanto a la interfaz, para bien o para mal, hace uso del modo “Big Picture” de Steam, ya conocido por la mayoría de los usuarios, que si bien le falta un poco de pulido comparado con otras interfaces como la de XBOX o Playstation, es bastante completo e intuitivo.  Una aclaración que vale la pena hacer con respecto a la utilización, es que el dispositivo produce un “mirror” de la pantalla de la PC al momento de comenzar el streaming, por lo cual la computadora queda inutilizada para realizar otras tareas durante la sesión.

La compatibilidad con otros dispositivos es también uno de sus fuertes.  El hardware es sorprendentemente completo para sus dimensiones.  Cuenta con conectividad Bluetooth, Wireless 802.11ac, 3 puertos USB 2.0 y una salida HDMI, siendo posible conectarle teclados, mouse y lo más sobresaliente de todo esto, es que soporta una amplia variedad de controles, entre ellos:

  • Steam Controller, wireless nativo
  • Xbox 360, con cable y wireless
  • Xbox One, con cable -hay métodos para conectarlo de forma inalámbrica utilizando aplicaciones adicionales y el adaptador inalámbrico, pero no fueron probados durante este análisis-
  • DualShock 3, con cable
  • DualShock 4, con cable y wireless
  • Wii U Pro controller, wireless

 

El puerto de red es Fast Ethernet (100 Mbit/s), una decisión un tanto curiosa por parte de Valve, pero que a fin de cuentas alcanza para hacer streaming de forma fluída en resolución 1080p y 60fps.  Aquellos que busquen resoluciones 4K y mayores frecuencias, tendrán que optar por otra opción de streaming, y un segundo trabajo para comprar una PC capaz de mover esa resolución.

La carga pesada de procesamiento recae en la PC, por lo cual la performance visible en la pantalla va a depender directamente de la CPU y GPU con la que contemos, y no menos importante de la calidad de la conexión de red.  Valve recomienda usar la conexión por cable, lo cual es entendible ya que los requerimientos del hardware inalámbrico para mantener una conexión estable y sin lag detectable son más excluyentes que para la conexión por ethernet.  Para nuestro análisis fue utilizada una CPU Intel Core i5 4690K y una GPU NVIDIA GTX980ti.

Review-Steam-Link-01

Las estadísticas de streaming de Steam Link son como menos, sorprendentes.  Los números observados son obtenidos de la interfaz de Steam Overlay (Settings > In-Home Streaming > Advanced Client Options) y solo se pueden ver en la pantalla conectada al Steam Link.

A la hora de analizar la calidad de imagen, ciertos defectos visuales pueden ser notorios para los ojos más exigentes, producto de la compresión de video utilizada en la transmisión.  Esta imperfección en la calidad de la imagen se ve compensada con excelentes tiempos de respuesta.  Un promedio de 20 a 25ms de respuesta de video, y menos de 1ms de respuesta de input logran que la experiencia sea prácticamente como estar sentado frente a la pantalla de la PC, y hacen que los defectos en la imagen puedan ser ignorados fácilmente.

Review-Steam-Link-07

Las conexiones disponibles son más de lo esperado para un dispositivo de streaming del tamaño del Steam Link

 

Conclusión

 

Review-Steam-Link-05

 

Steam Link llega quizás un poco tarde a la carrera de dispositivos de streaming de sobremesa, y no cuenta con muchas de las características que sus competidores ofrecen de forma nativa, como soporte 4K y apps de streaming online,  pero sería injusto ubicarlo dentro de esa categoría, ya que es un producto único, destinado exclusivamente al público que desea hacer streaming de juegos, y lo que se propone, lo lleva a cabo a la perfección.  El dispositivo más cercano al Steam Link que cuenta con dichas características es el NVidia Shield, pero éste ronda los 200 dólares y tiene la capacidad de streaming de juegos limitada al uso de GPUs NVidia. 

Valve comentó que planea futuras actualizaciones y expansión del software, asi que con un poco de fé, podemos esperar que soporte otros servicios de streaming online.  El Steam Link tiene un costo de 50 dólares en USA, y es un precio más que razonable para las funciones que ofrece.  Adicionalmente se puede obtener el control de Steam, por un precio equivalente, pueden ver nuestro análisis aquí.

A favor:

  • Precio
  • Simplicidad de uso y configuración
  • Compatibilidad de periféricos
  • Soporta 1080p y 60fps

En contra:

  • Soporta “solo” 1080p y 60fps
  • Solo hace streaming de aplicaciones de la librería Steam

 

100gamer y recomendado