Compartir

Hoy tenemos en HD Tecnología la placa madre EVGA X299 FTW K, una de las placas madre que nos trae la reconocida empresa para la plataforma extrema de Intel.

Al igual que en sus tarjetas gráficas, EVGA trae un producto de alta calidad pensado para los entusiastas. Se destacan doble ethernet, soporte a 3-way SLI, triple M.2, y varias funciones que iremos detallando durante el review.

Poco a poco EVGA va incluyendo más modelos de placas madre, desde H370 ITX hasta X299 para overclocking extremo, y recientemente trajo varios modelos incluyendo este. Los invitamos a ver nuestra opinión sobre uno de los mejores productos de la marca y considerarla como una opción.

Primera Mirada

La caja es bastante sencilla pero a su vez tiene un diseño bien entusiasta. Un fondo negro con el logo de EVGA, el nombre de la placa madre, y los logos de Intel y Nvidia es todo lo que encontraremos, para no sobrecargar demasiado el frente.

Su parte trasera si viene mas cargada, con una descripción del modelo, una lista de especificaciones junto a otra lista de características, dos imágenes de la placa madre, y 9 imágenes de sus características.

La placa madre tiene un diseño sobrio basado totalmente en negro y tonos de grises, y un tamaño E-ATX para albergar todos los puertos y slots con los que cuenta.

Su zócalo LGA 2066 (Las tapas del zócalo son las mismas que 2011-3, y por eso indica este nombre, pero el zócalo es LGA 2066) permite soportar procesadores Skylake-X de hasta 18 núcleos, y la ya descontinuada linea Kaby Lake-X que solamente tenía hasta 4 núcleos.

Los procesadores colocados aquí serán alimentados por un sólido sistema de poder con un total 14 fases, ideal aún cuando utilicemos un monstruo de 10 núcleos o más.

Tiene ocho slots de ram para aprovechar al máximo el controlador de memoria Quad-Channel de Skylake-X. Con uno de estos últimos procesadores, podremos colocar hasta 128GB de ram a 3600MHz.

Si utilizamos Kaby-Lake X, podremos usar solamente los cuatro slots derechos debido a que solo utilizan Dual-Channel, y colocar hasta 64GB con frecuencias máximas de 4000MHz.

Sus puertos de expansión incluyen un PCI-E x4, cuatro puertos PCI-E x16 que por su disposición permiten configuraciones 3-way SLI, y un puerto PCI-E x1.

Además tiene dos puertos M.2 Key-M para la conexión de SSDs NVME o memorias Optane.

Para el almacenamiento también tiene un total de 8 puertos Sata III y dos puertos U.2.

Algo que siempre nos gustó de las placas madre EVGA es la disposición de conectores a 90 grados, como vemos al costado de los U.2 el conector de 4-pines para fans y el conector para USB 3.0 frontal. Esto permite un manejo de cables mucho más cómodo.

Para alimentar el sistema de poder tendremos dos conectores de 8 pines, para proveer suficiente energía cuando se deba alimentar procesadores con alta cantidad de núcleos.

Cada PCI-E puede entregar hasta 75W por especificaciones, y para no sobrecargar otros conectores, EVGA añade un conector de 6 pines que debemos conectar cuando utilicemos configuraciones Multi-GPU.

A la izquierda del conector de 24 pines vemos un switch de selección de BIOS, mientras que a su derecha vemos un display de códigos, y botones para encendido y reinicio.

En su panel trasero cuenta con un botón ClearCMOS, 6 puertos USB 3.0, dos puertos Ethernet (Uno conectado al chip Intel I219-V y otro al chip Killer E2500), un puerto M.2 Key-E para conexión de adaptadores Wi-Fi o similares, un USB 3.1 Tipo-A y otro USB 3.1 Tipo-C, y las habituales conexiones de sonido.

Índice de páginas
 

Leave a Reply

Se el primero en comentario!

avatar
  Subscribe  
Notificar