Compartir

Hoy haremos el review de la MSI GE63VR 7RF Raider, una notebook gamer gama alta que promete mucho.

Esta bestia cuenta con un procesador Intel i7 7700HQ 2.8 Ghz que se puede llevar a 3.8 Ghz en el modo turbo, una GTX 1070 de 8GB GDDR5, y 16 GB de ram DDR4 2400Mhz que se pueden expandir a 32 GB. Además tiene 2 discos de estado sólido M.2 NVMe PCIe Gen3 de 256 GB en Raid 0 que dan un total de 512 GB que se suma a un HDD de 1TB de 7200 RPM.

MSI mejoró tecnologías ya buenas, como por ejemplo el sistema de refrigeración Cooler Boost5, el teclado hecho por Steelseries con RGB independiente en cada tecla y una pantalla con una taza de refresco de 120Hz con 3ms de respuesta para hacer de esta notebook, una verdadera joya.

Características y tecnologías:

Como característica más destacable, cuenta con una pantalla de 15 pulgadas antireflejo con una taza de refresco de 120HZ y 3ms de respuesta, algo muy buscado por los gamers que buscan llevar su experiencia a otro nivel.

MSI utilizó 2 SSD de 256 GB M.2 PCIe NVMe de tercera generación en Raid 0 con una tecnología que ellos denominan “Super Raid 4” con una velocidad de lectura de 3300 MB/s.

Cuenta con memorias ram DDR4 que le dan un 51% mas de velocidad en escritura que una DDR3.

En cuanto refrigeración, MSI mejoró el ya eficiente Cooler boost 4 añadiendole mas heatpipes y optimizando la distribución de los ventiladores, mejorando la circulación de aire caliente para el exterior, logrando así mantener una menor temperatura en tareas que exijan un stress grande tanto para el procesador, como la tarjeta gráfica.

Primera mirada:

La GE63 Raider, viene en una caja de cartón oscura, con un característico diseño agresivo con matices rojos y negros, en el frente observamos un dragon rojo que hace referencia al logotipo de la linea gamer de MSI, el nombre del producto y una leyenda que dice “True Gaming” haciendo referencia que es un producto 100% enfocado a los amantes de los juegos.

En la parte trasera observamos las numerosas características que posee esta notebook, como por ejemplo, el nuevo sistema de audio hecho por Dynaudio, basado en 2 speakers y 2 subwoofers que sumado al software Nahimic mejoran enormemente la calidad de sonido, soporte para dispositivos VR y capacidad de soportar 2 monitores 4k.

Al retirarla de la caja, lo primero que notamos es que MSI sigue poniendole mucho empeño a la elección de materiales. La tapa de la notebook esta construida en aluminio cepillado de buena calidad, posee el dragón rojo retroiluminado en blanco y cuenta con un diseño bien agresivo.

En el lateral izquierdo posee un puerto ethernet para conexión a internet o redes, un hdmi, un puerto mini display port, un puerto USB 3.0, un USB 3.1 tipo C Thunderbolt y los clásicos jacks de 3.5 para auriculares y micrófono.

Pasando al lado derecho, tenemos un lector de tarjetas SD, 2 USB 3.0, la salida de ventilación y la entrada para cargar la batería.

La parte inferior mantiene el diseño agresivo tanto en las entradas de aire como en las patas antideslizantes. Notamos las certificaciones, el numero de serie y una etiqueta de Nvidia que nos indica que en su interior posee una Geforce GTX.

 

Al abrirla tenemos el trackpad delimitado con una línea roja siguiendo el diseño, aunque en un terminal de estas prestaciones, rara vez se utilizará.

La etiqueta mayor nos remarca los componentes y características que posee la notebook, como la GTX 1070, diseño deportivo, audio de alta resolución y la pantalla de 120Hz con 3Ms de respuesta, mientras que a su lado tenemos una pequeña etiqueta de Intel, certificando que la GE63 posee un i7.

El teclado está hecho por Steelseries y cuenta con la novedad de que ahora el RGB es individual por tecla, en vez de por zonas, todo esto se configura con el software Steelseries Engine. Al tener este bonus, las posibilidades de personalización son mucho mas grandes. Según MSI, es la primera notebook gamer con esta característica.

La cámara es HD 720P que filma a 30 FPS. Más que suficiente para algún que otro streaming casual o videollamada.

Pasando a la pantalla, el panel es de 15.6 pulgadas con tecnología IPS, antireflejo, con una resolución de 1920×1080, 3 milisegundos de respuesta y 120Hz de taza de refresco, excelente para juegos estilo Shooters. Si bien no esta a la altura de los últimos monitores gamers, recordemos que es una notebook y los resultados son mas que excelentes. Los ángulos de visión son aceptables.

Interior:

Al retirar la tapa trasera nos encontramos con bastantes items:

  • Los 4 drivers de sonido de Dynaudio en la parte inferior: 2 speakers y 2 subwoofers.
  • En el medio notamos componentes aislados con cinta Kapton, algo que siempre se agradece ya que nos hace notar que hasta en los detalles ocultos, MSI mantiene calidad y cuida de sus componentes.
  • En el centro parte izquierda se encuentra el HDD de 1TB hecho por HGST, una submarca de Western Digital.
  • En la parte superior notamos los 7 Heatpipes y los 2 ventiladores del sistema CoolerBoost 5. 
  • En el centro parte derecha tenemos los sockets de memoria RAM DDR4, en nuestro caso, 2 módulos de 8GB, haciendo un total de 16 GB.
  • Finalmente en el centro arriba, tenemos la batería de 6 celdas.

Software:

El software que controla los parámetros generales de la notebook es el MSI Dragon Center, con él podemos cambiar entre los diferentes perfiles de rendimiento, realizar overclock mediante Shift y modificar configuraciones del monitor.

También vale la pena mencionar que cuenta con un asistente para Smartphones para realizar pequeños cambios sin consumir recursos del sistema.

Hablando del teclado, el software es el Steelseries Engine, con él, podemos crear macros, cambiar la configuración del RGB y hasta configurar el sistema para que, por ejemplo, jugando al CS:GO, tengamos el teclado color verde cuando estamos con la vida al 100% cambie a rojo cuando tenemos menos del 25%.

Nahimic es el encargado del software de audio, cuenta con mejora de claridad de voz, sonido 7.1 virtual, ecualización de bajos y soporte para usar dispositivos VR.

Pruebas de rendimiento sintético:

Geekbench 3 nos arrojó un puntaje de 14481, el mayor puntaje que obtuvimos de las Notebooks gamer de MSI que pasaron por nuestro banco de pruebas.

Cinebench R11.5 dio 8.02 puntos, ubicando el rendimiento entre un I5 7400 y un i7 7700K.

Mientras que en Cinebench R15 dió 733 puntos, coronandose por encima de la MSI Camo Squad y la MSI Leopard Pro.

Pruebas de rendimiento en juegos:

Battlefield 1 configurado en Ultra con una resolución de 1920×1080, dió un promedio de 102 FPS.

Farcry Primal con los detalles en máximo 1920×1080 dió un promedio de 91 FPS, obteniendo mejor rendimiento que una GTX 1060 Founders edition.

Terminando nuestras pruebas, los resultados que arrojó en Rise of the Tomb Raider, fueron de 80 FPS, con resolución 1920×1080 y detalles en Ultra.

Conclusiones:

Si estamos en búsqueda de una verdadera bestia para jugar al nivel de una pc de escritorio gama alta, sin duda alguna la MSI GE63 es mas que una excelente opción. Cuesta creer que en tan poco espacio haya tanto potencial gráfico, de procesamiento, de audio, de diseño.

Cabe aclarar que estamos hablando de un dispositivo gama alta, por ende, su precio es elevado: U$S 2300 ($60.000 Pesos argentinos aproximadamente) pero podemos quedarnos tranquilos que esa suma de dinero va a estar perfectamente invertida.

Al utilizar componentes de primera calidad como un I7 7700HQ, 16GB de Ram DDR4 y 2 discos SSD M.2 NVMe PCIe, los tiempos de procesamiento se reducen de una manera increíble Por ejemplo, se puede renderizar un video de aproximadamente 5 minutos en 1080p 60 fps en un tiempo estimado de 15 minutos.

Añadirle una GTX 1070 de 8GB y un monitor con taza de refresco de 120Hz y 3ms de respuesta fue la carta ganadora que tuvo esta notebook, su rendimiento esta practicamente a la par de PC de escritorio tope de gama, obteniendo arriba de 60 fps en todos los juegos que probamos en resolución Full HD con los detalles al máximo.

Steelseries como siempre haciendo productos de excelente calidad, no nos defraudó con el teclado de la GE63 Raider, equipándonos con un teclado tamaño completo con pad numérico, RGB personalizable por tecla y soporte para el software Steelseries Engine. El mejor complemento que podría tener MSI para un producto de gama alta.