Compartir

Así como Lenovo nos había alcanzado a nuestro laboratorio de HD-Tecnología la Lenovo X1, en este caso también hemos revisado por un par de semanas su hermanita menor, la Yoga 260. Vamos a repasar sus características principales y a comparar tamaños al final de esta Review, para que tengan una idea de la diferencia entre esta Yoga 260 y la Yoga X1 de la casa China.

No hablaremos del Unboxing en esta Review ya que la caja en la que vino esta Yoga 260 era una especie de OEM y no era el producto final que se vende al público, por lo cual empezaremos directamente con lo que nos parece el equipo, materiales, etc. Allá vamos…

Primera Mirada

Esta vendría a ser como la hermana menor si la comparamos con la Lenovo Yoga X1 que revisamos días atrás: Un microprocesador mas pequeño, una pantalla de 12.5 Pulgadas en vez de 14, y la calidad de los plásticos y teclado no es evidentemente la misma. Por todo lo demas, la Yoga 260 se siente y se ve como una Ultrabook de muy buenas características y con casi las mismas prestaciones que su hermana mayor.

Como podremos ver en comparativa con la X1, esta presenta la misma presentación en cuanto a posicionamiento de teclado, la retro-iluminación del mismo, diseño general del equipo, etc. En esta versión el punto rojo sobre la letra “i” de la palabra ThinkPad no se ilumina, y los keystrokes del teclado no se sienten igual al de su hermana mayor, a la vez que las teclas están unos milimetros mas juntas ya que el teclado y la Ultrabook en general es mas pequeña.

Si vemos el diseño en la parte frontal, vemos como Lenovo no se ha animado a innovar en cuanto a diseño interior de su teclado y disposición general del mouse y su pad, con lo que venía haciendo en años anteriores. Algo que se ha mantenido a pesar del tiempo y a pesar de que Lenovo con estas Ultrabooks intenta modernizar tu flota.

A diferencia de la X1, esta viene con un Microprocesador Intel Core i5 vPro, lo cual nos permitirá holgadamente utilizar cualquier aplicación, o virtualizar equipos.

En cuanto a las entradas de este equipo, si miramos a la derecha veremos el botón de encendido, los botones para subir y bajar el volumen, el Stylus pen de Wacom, la entrada para auriculares con el típico Jack de 3.5 mm., una entrada de memorias, conexión USB 3.0 y salida HDMI para audio y video.

Si vemos en el costado izquierdo, encontraremos otra conexión USB 3.0, un Mini Display y una conexión “OneLink+”, junto con la entrada de conexión eléctrica.

En el lado posterior veremos la misma característica que acompaña en diseño a las ThinkPad, no han cambiado demasiado el diseño en los últimos años.

Esta versión también posee la placa de video Intel Graphics HD 520 con 4gb de VRAM y el equipo se presenta con unos pocos 4GB de memoria RAM, que podrá parecer poco pero que podremos estirar hasta 16GB si lo deseamos.

Caractarísticas técnicas:

Procesador: Intel® Core™ i5-6200U Processor

Sistema Operativo: Windows 10 Pro

GPU: Intel integrada

Memoria: Hasta 16gb DDR4 DIMM

Disco: Hasta 512 GB SSD

Batería: Hasta 10 horas de duración

Pantalla: 12.5″ FHD (1920 x 1080)

Dimensiones (mm): 309.9 x 220 x 17.8

Peso: 1,3 Kgs

Comunicación: Bluetooth 4.1, WiFi

Puertos: 2 USB 3.0, Mini Display, HDMI, One Link+ y MicroSD

Potencia y Diseño

Así como nos encantó la pantalla de la Yoga X1, la pantalla de la Yoga no se queda atrás. Presenta características similares a la de su hermana mayor, salvo que la definición no es la misma, lo mismo que el contraste y los ángulos de visión. Digamos que para alguien que necesita trabajar con diseño, no es muy fiel a los colores que presenta en pantalla. Pero para alguien que le da un uso cotidiano normal de Internet, Planilla de Calculo o escribir texto, alguna que otra película… se podría utilizarlo sin inconveniente alguno.

Si hablamos mas en detalle de la pantalla podemos decir que a las 12.5 pulgadas en resolución 1080p, se le añade un contraste máximo de 1216:1 y es muy brillosa (medida en 380 nits). Siempre hablamos de una pantalla touch, por supuesto, y debemos decir que la respuesta es impecable.

En cuanto al Stylus Pen, es la misma tecnología que se ha utilizado para la X1, y nos dejara escribir de una manera más que cómoda en la pantalla, haciendome sentir por pocas veces en mi vida que un Stylus valga la pena en un dispositivo, ni siquiera en un Samsung Notes 7…aquí si tiene sentido, y la calidad de dibujo, trazado, y presión 3d es increíblemente útil. Si tienes que escribir una nota, tomar algún apunte rápido, dibujar o hacer tareas mas profesionales, la calidad del Stylus primero, y del trazado y dibujo luego, hacen de este dispositivo uno muy fácil y práctico a la hora de tener que dibujar sobre la pantalla. Pienso en la gente que dibuja en una tableta digitalizadora…no sería mas necesario si se puede directamente en la pantalla, y así más utilidades. De hecho si mantenemos apretado el Stylus contra la pantalla por un segundo, entraremos en un modo de reconocimiento de texto en cualquier sector donde tengamos un lugar donde escribir, formularios Afip, sitios donde rellenar con texto, o un Word…si nuestra letra es clara y escribimos mas o menos decentemente, el OCR incorporado pasa nuestros gestos en pantalla y lo que escribimos… a texto puro.

En cuanto a la durabilidad del equipo encendido, hablamos de la batería y utilización en aplicaciones como Navegación, Word, etc, podemos decir que tiene una duración aceptable pero al utilizar un juego o ver películas en alta definición la batería no ha durado mas de 4.5 hs en nuestras manos, que igualmente no es nada despreciable, pero se nota que es un equipo que esta pensado en trabajo mas liviano (nos ha durado real hasta 9 hs si se navega por Internet o se tiene un Word).

Si hablamos de aplicaciones, duración de batería y tipo de trabajo, recordemos los benchmarks que ha recibido en nuestro laboratorio, comparándola contra su hermana mayor, la X1:


Conclusión

Esta claro que con la reducción de pantalla y calidad de materiales, Cpu, densidad de pixeles por pulgada y potencia, la Yoga 260 esta mas pensada para un uso moderado y no para grandes programas de edición o Gaming (si la X1 calentaba en la base del teclado, esta Yoga 260 es mas ruidosa y calienta aun mas). Si comparamos entonces los tamaños y materiales veremos lo que decimos:

A la Izquierda la X1. A la derecha la Yoga 260
A la Izquierda X1. A la derecha Yoga 260
Arriba la X1, por debajo la Yoga 260

Es entonces la Yoga 260 una Ultrabook a tener en cuenta? Totalmente, pero también lo es su precio. Esperemos que el mercado de Notebooks se siga abriendo y mas importaciones puedan entrar al pais libremente, junto con la quita del 35% del arancel a la importación de equipo informático, para poder tener mejores precios y más variedad. Sera cuestión de ir esperando en el transcurso de Abril los nuevos precios de las cadenas que lo venden, o sino acudir a la página de Lenovo donde encontrarán el listado de proveedores oficiales en el país y en toda Latinoamerica. Página de información y compra

Por lo demás, hemos tenido el equipo aproximadamente 1 mes en nuestras manos, tiempo suficiente para enamorarnos casi de la misma manera que nos hemos enamorado de la Yoga X1, aunque esta sale mucho mas barata y esta mas al alcance de un simple mortal como nosotros. Para viajar, para trabajar, para divertirse con aplicaciones no muy pesadas, este equipo es un sueño hecho realidad y esperemos que Lenovo siga trabajando en estas Yoga, brindando mas características, calidad, y la confianza de ser una Lenovo: seguridad y durabilidad asegurada.