Conectarse con nosotros

Games Reviews

Review King Of Fighters XIV

Publicado

el

La saga King Of Fighters puede sentarse en la misma mesa que Mortal Kombat ó Street Fighter, quizás no le alcanza como para ocupar la cabecera, pero en términos de jugabilidad, trayectoria y variedad les da pelea y muy pareja.  Incluso se puede decir que gana en algunos aspectos, el número XIV no está en el título porque se le ocurrió a alguien sino porque tiene una larga historia con muchas iteraciones y no creo que haya otro juego de este calibre que pueda darse el lujo de presentarse con un plantel de 50 luchadores.

Para hacer algo de historia, poco después de que Capcom revolucionara, o mejor dicho, creara el género de lucha uno contra uno en los arcades con el segundo juego de la saga Street Fighter en el año 1991, SNK comenzó a desarrollar sus propios títulos usando los fundamentos construídos por Capcom y aprovechando la popularidad que este juego generó.  Entre los primeros títulos estuvieron Fatal Fury y Art Of Fighting, dos juegos muy similares entre sí, pero con suficientes características únicas que los dotaban de identidad propia.  Gracias a un hardware superior desarrollado por la misma compañía, estos juegos contaban con una calidad gráfica superior a lo visto hasta el momento, pero aún no alcanzaba para hacerle sombra al fenómeno generado por el precursor del género, y la llegada de otro competidor a la escena tampoco ayudó a SNK.  Mortal Kombat, del estudio en ese entonces llamado Midway Games, sorprendía y desviaba la atención del público gracias a los novedosos gráficos realistas usando capturas de actores reales e impactantes efectos de sonido.

En el año 1994, SNK decide lanzar un nuevo juego, uniendo personajes de sus franquicias y multiplicando el repertorio de luchadores.  Durante el desarrollo de este juego el foco se concentró en pulir las características técnicas de la jugabilidad, balancear los skills de los luchadores y agregar nuevas mecánicas de juego.  Todas estas características le dieron al juego una profundidad que otros títulos no alcanzaban, a la vez simplificando el acceso a jugadores nuevos con un esquema de controles simple de 4 botones.  Puede decirse que SNK pasó su carrera entera -quizás demasiado tiempo- desarrollando juegos de lucha, principalmente ocupado con King Of Fighters, por lo cual si hay algo que damos por sentado cuando nos presentan un nuevo título, es que va a contar con un nivel de calidad al menos a la par de sus excelentes exponentes anteriores, y con KOF XIV no nos equivocamos.

Si empezamos describiendo los puntos flojos de KOF XIV, tenemos que hablar de los gráficos.  King Of Fighters siempre se destacó por mostrar variedad y originalidad en el diseño de los personajes, coloridos, compuestos de sprites 2D dibujados con técnicas manuales y por sobre todo, provistos de una animación excepcional, digna de los mejores dibujos animados.  Esta es la primera vez que la saga pasa al mundo del 3D, sin contar “Maximum Impact“, una juego anexo a la serie, no considerado como miembro de la saga principal.  Si no lo recuerdan o no lo jugaron, a no preocuparse, no es un título digno llevar el nombre, y fué un pésimo intento de trasladar los personajes a un juego 3D, no solo cambiando los sprites por polígonos, sino tambien cambiando el plano de la acción imitando estilos como el de Virtua Fighter o Tekken.

Esta vez SNK optó por mantener la jugabilidad clásica 2D, donde ya es experto, pero utilizando gráficos poligonales.  Los resultados de esta transición son mixtos, las animaciones son fluídas, pero resultan más mecánicas comparadas con sus contrapartes dibujadas a mano.  Los escenarios y sobre todo los personajes, si bien estan recreados correctamente, pierden el encanto que los sprites habían logrado a través de años de excepcional trabajo dedicado a sus diseños.  La calidad de los gráficos 3D decepciona.  Aunque logra mantener el estilo de la saga, los modelos 3D son comparables con los que encontraríamos en juegos de lucha lanzados durante las primeras épocas de la PS3. En éste aspecto no llega a competir con sus colegas de género, que le llevan una ventaja considerable al haber ingresado al 3D hace unos cuantos años.

La jugabilidad sigue siendo el punto determinante de KOF, y en este caso mantiene todos esos aspectos que pusieron a la serie donde se encuentra hoy en día.  KOF XIV es muy accesible para jugadores nuevos, mantiene los clásicos controles con 4 botones, 2 para los golpes de puño y 2 para patadas.  La acción es rápida y precisa, sin perder nada en la transición al entorno 3D, haciendo que nos olvidemos por momentos de la pobre calidad de los gráficos.  Las diferencias entre todos los luchadores y el balance de sus habilidades esta muy optimizado, aprender a utilizar los personajes lleva tiempo y la curva de aprendizaje de cada luchador provee una experiencia única y una gran sensación de satisfacción cuando lo logramos dominar por completo.

Las mecánicas de juego que se destacan en KOF XIV son Max Mode, Super/Advanced/Climax Cancel y Rush.  Max Mode es un estado que se puede activar usando una barra “super”, y nos da la habilidad de ejecutar versiones mucho más potentes de los movimientos especiales de cada luchador, y sumado a la posibilidad de combinar estas acciones con combos, pueden determinar o dar vuelta el curso de un combate.  Los diferentes métodos de Cancel, se usan para interrumpir un golpe o combo para convertirlo en uno mucho mas avanzado y letal, también a costa de una medida de la barra super.  Por último, Rush es un tipo de combo automático que se dispara presionando repetidamente el boton de puño débil, y esta pensado para que jugadores menos experimentados en la ejecución de combos tengan la capacidad de infligir el mismo tipo de daño, sin necesidad de aprender complejas combinaciones de golpes, pero sí con el requerimiento de estar ubicado a una distancia específica del oponente.  Ésta última característica le suma una pizca de balance al combate, sin hacerlo injusto para ninguna de las partes.

Como es esperable, KOF XIV cuenta con los clásicos modos de juego offlineonline sin que falte ningún modo esencial, y a la vez sin ofrecer nada nuevo.  Prácticamente todos los modos nos hacen seleccionar un “equipo” de 3 luchadores formado a nuestro gusto, al estilo clásico de la serie, y en algunos otros podemos elegir participar con un solo personaje.  Existe un modo historia, que funciona como excusa para enfrentarnos a 10 personajes controlados por la cpu y no ofrece mucho más que eso.  El modo de entrenamiento, sin llevar de la mano al jugador, ofrece un completo repertorio de tutoriales que cubren todas las cuestiones relacionadas con combos y las mecánicas de juego.

Si dejamos pasar la primera impresión que dejan los gráficos anticuados y las animaciones un poco “robóticas” de los personajes, nos encontramos con una de las mejores versiones de King Of Fighters.  Al traer mecanismos de juego que ya tuvieron éxito en entregas anteriores y sumando algunos nuevos que le agregan un toque de simplicidad y balance a los combates, lo convierten en un título accesible para jugadores nuevos en la saga o en juegos de lucha en general, a la vez brindando una jugabilidad profunda y muy variada, que va a complacer a los más exigentes fanáticos de la serie.  King Of Fighters XIV está disponible exclusivamente para PS4 y no hay información con respecto a futuras versiones para otras plataformas.

 

 

A favor:

  • Jugabilidad clásica de KOF
  • Mecánicas de juego clásicas efectivamente optimizadas y otras nuevas
  • Diversidad y cantidad de luchadores

En contra:

  • Presentación y gráficos anticuados
  • Animaciones perjudicadas con el paso al 3D

 

 

Valoración

8
Excelente 13 de septiembre, 2016