Conectarse con nosotros

Gabinetes y Coolers

Review Gigabyte Aorus Liquid Cooler 240

Revisamos el sistema de refrigeración líquida todo-en-uno Gigabyte Aorus Liquid Cooler 240, con máxima personalización que incluye hasta una pantalla OLED.

Publicado

el

El año pasado Gigabyte expandió su línea gamer Aorus con múltiples nuevas líneas de productos, y una de ellas fue su línea de refrigeración líquida todo-en-uno, buscando expandir el ecosistema Aorus a este mercado que tanto requieren los gamers para mantener sus máquinas corriendo al máximo y no perder rendimiento.

Hoy nos toca revisar la versión con radiador de 240mm de esta línea, llamada simplemente “Aorus Liquid Cooler 240”, que cuenta con todo lo mejor de Aorus, incluyendo por supuesto RGB Fusion, y agregando también una pantalla de 60x60mm sobre su bomba, permitiendo mostrar imágenes y texto seleccionados por el usuario, permitiendo la máxima personalización.

Primera Mirada

En su frente podemos ver una imagen del producto, mostrando en todo su esplendor la pantalla de su bloque y el ARGB de sus fans. Por supuesto, también vemos el logo de Aorus y el nombre de esta versión.

En su parte trasera vemos algunas imágenes adicionales, y especificaciones importantes como el radiador y el bloque, su pantalla, los fans incluídos, y los zócalos soportados.

Al abrirlo vemos muy bien empacados el sistema de refrigeración en si, sus dos fans, los cables, y una jeringa de pasta térmica por si no teníamos alguna a mano. También trae pasta pre-aplicada, por lo que en realidad esta pasta adicional es para cuando lo quitemos y lo volvamos a instalar.

Tal como menciona su nombre, utiliza un radiador de 240mm. Es un radiador de aluminio, por lo que se pierde un poco de rendimiento frente a uno de cobre.

Sus tubos vienen mallados, para mejorar la estética y también protegerlos. El acabado es muy bueno, punto a favor para Gigabyte en este aspecto.

El bloque+bomba es bastante alto, ya que también incluye la pantalla OLED, y un controlador que maneja fans, RGB, velocidad de bomba, y esta pantalla.

Su base que hace contacto con el CPU si es de cobre, para una máxima transferencia de calor del CPU al líquido que transfiere el calor al radiador. Viene con pasta pre-aplicada, aunque la quitamos para probar todos los disipadores con la misma pasta y quitar este conjunto de la ecuación. De todas formas, en su casa pueden usar la pasta pre-aplicada sin problemas.

Conectores:

Entre sus conectores encontramos un conector USB 2.0 (Del tipo para el panel frontal) para comunicarse con el software, un conector de alimentación SATA para alimentarlo, y conectores macho para poder alimentar los fans y controlar su RGB a través de la placa que se encuentra junto con la bomba en vez de conectarlos directamente al motherboard, por si nuestra placa no es compatible.

Fans:

Incluye dos fans de 120mm, y como vemos sus aletas son levemente translúcidas para aumentar el efecto de su iluminación ARGB, algo que veremos en efecto cuando mostremos fotos encendido más adelante.

Accesorios:

Sus accesorios incluyenun backplate para zócalos Intel, un bracket para zócalos intel, un bracket para AM3 y AM4, y todos los tornillos necesarios. También incluyen una pasta térmica por si lo retiramos y necesitamos aplicar pasta de nuevo.

Iluminación ARGB en funcionamiento

Como vemos sus fans son ARGB, por lo que no necesariamente tenemos que colocar todos los LEDs del mismo color, sino que podemos utilizar varios colores a la vez, para mayor personalización. Esto se controla a través del software RGB fusion que mostraremos más adelante.

Imágenes de la pantalla OLED de la bomba

El bloque puede mostrar varias estadísticas en tiempo real, o incluso texto o imágenes que le podemos pasar por software para máxima personalización. Es importante mencionar que el display no es RGB, sino que solo es de color blanco, y los bordes en realidad se iluminan con un aro RGB que está fuera de la pantalla, y no por la pantalla en si.

Software

El software nos permite alternar y ver en tiempo real las las velocidades de fans y bomba, crear curvas propias para los fans, elegir que información mostramos en el display, y nos da la opción de poner imágenes o texto personalizados, y además rotarlos por si colocamos de alguna manera diferente la bomba.

En RGB Fusion también podemos elegir el color del marco de la bomba y los colores de los fans, eligiendo entre distintos efectos y colores, y ajustando la velocidad de los efectos y el brillo de los LEDs.

Plataforma de pruebas

Para probarlo utilizamos un i7-9700K sobre una placa madre Gigabyte Z390 Designare (De más está decir que es compatible con placas madre de cualquier otra marca siempre y cuando use un zócalo soportado), con frecuencia stock y voltajes automáticos. A todos los disipadores se le removió la pasta térmica pre-aplicada y se aplicó Arctic Silver 5.

Temperaturas

Tras 10 minutos de carga, el i7-9700K llegó a 81°C en su núcleo más caliente, y 76°C en su núcleo mas frío. En promedio de los 8 núcleos, la temperatura llegó a 78.7°C.

En comparación con otros disipadores, sus temperaturas fueron más altas de lo normal, aunque de todas formas se mantuvieron bastante aceptables. Posiblemente influya mucho su radiador de aluminio, que tiene menor disipación que uno de cobre, aunque esto también influye para que no le resulte tan caro al usuario final si empezamos a sumar radiador de cobre, fans ARGB, display OLED, y demás.

Conclusión

Si buscamos personalización y estética, sin dudas el Gigabyte Aorus Liquid Cooler 240 es una de las opciones que más opciones nos ofrece: Una pantalla OLED donde podemos aplicar texto o imágenes personalizados, e iluminación ARGB en sus fans para acomodar la iluminación al resto del sistema, sumado a una terminación muy prolija en todo el sistema, incluyendo hasta mangueras malladas.

El punto donde deja que desear es justamente donde es importante un sistema de refrigeración líquida: Las temperaturas. Su delgado radiador de aluminio parece no estar a la altura de lo que promete, y eso lleva a que tenga mayor temperatura que otros productos de similar precio. Obviamente que el precio del Gigabyte se ve incrementado por toda su personalización, que la competencia no ofrece, pero para el que prefiere rendimiento antes que estética, no parece ser una solución muy viable.

Respecto al precio, en Argentina no hay stock actualmente por lo que no podemos darles una idea de su valor, pero si les sirve, en USA cuesta U$S 189.99 en Amazon. Como comparación, los EVGA CLC280 y CLC360 valen U$S 109.99 y U$S 129.99 respectivamente, ofreciendo mayor rendimiento, aunque prácticamente sin personalización. De esta manera, el usuario deberá poner en la balanza personalización vs. rendimiento, y ver que opción prefiere.

Por su gran capacidad de personalización, decidimos darle el premio 100% Gamer:

Comentarios