Compartir

De las manos de GRIP DIGITAL y Terrible Posture Games, nos llega el sucesor espiritual de un proyecto súper alocado llamado Tower of Guns, un Roguelike FPS Bullet Hell. Muchas palabras sin sentido, ¿no? Déjenme explicarlo, ¿vieron esos juegos de naves clásicos que vas avanzando por la pantalla esquivando un millón de balas, proyectiles y enemigos utilizando todos tus reflejos? Bueno, esos juegos se denominan Bullet Hell (infierno de balas), imagina eso, pero en un shooter primera persona. Ahora sí suena más entretenido, ¿eh? (Por cierto, Roguelike significa que avanzas por niveles con un camino determinado, con ciertas partes de los niveles generadas al azar.)

Bien, del relativo éxito de Tower of Guns, es donde nace MOTHERGUNSHIP, que precisamente tenía en mente ser Tower of Guns 2, pero en una apuesta un poco arriesgada dejaron en el pasado el primer nombre de la saga, esperando que las personas que no le dieron una oportunidad a la primera entrega, quizá le dieran el visto bueno a esta. Y vaya, que nos llevamos una sorpresa, porque de sucesor, MOTHERGUNSHIP no tiene nada, es todo un juego super diferente y entretenido, que, de su antecesor, sólo incorpora el espíritu alocado.

Historia

La historia del juego quizá peca de básica, pero no por ello quiero decir mala. Es raro, quizá es previsible, quizá es cliché, pero la disfruté increíblemente. Los personajes se vuelven familiares al instante que los conoces, el humor que utilizan resembla mucho al utilizado en la serie de juegos Borderlands, y por, sobre todo, MOTHERGUNSHIP sabe que es un juego absurdo, y no teme reírse de eso. Este conjunto entre una historia que mayormente es elevada por su humor hace que el juego no se sienta simplemente un shooter sin sentido, sino una experiencia muy agradable de vivir… Si no fuera tan corta. El juego dura 4 horas, 7 horas quizá, si te tomas el tiempo de hacer todas y cada una de las misiones adicionales que no brindan un beneficio definido. Ese es quizá la peor desventaja de este juego, es corto, pero créanme que lo vale.

Mecánicas y Jugabilidad

Aquí es donde está la magia de este juego, su lado ingenioso, no sólo es un shooter donde tendrás que eliminar cientos de enemigos en ambientes super comprimidos esquivando miles de balas, sino que, para eliminar a estos cientos de enemigos, podrás utilizar cientos de armas diferentes. ¿Tantas, de verdad? Si, hay tantas como te las puedas imaginar, y es que el secreto de esto es que a tus armas las diseñas tú, según tus gustos, cada mano tuya imaginala como un puerto donde podrás enchufar un cabezal de arma, vamos a decir, un lanzallamas, o puedes enchufar un extensor triple, que te permitirá enchufar un lanzallamas, una minigun, y un lanzacohetes, y al hacer click derecho (si es que equipaste esto en tu mano derecha), dispararás los tres. A la vez. ¡Decime que eso no te llamó la atención!

Es que es así, tan loco como suena, y tu imaginación es el límite (y los recursos que puedas encontrar en el mapa), hay extensores cuádruples, quíntuples, que se pueden enchufar entre ellos para en un brazo poder llevar hasta 15 armas diferentes, también están los modulos modificadores, que ocupando un espacio donde podría ir un cabezal de arma, puede darte la habilidad que tus balas reboten, o exploten al tocar algo, o que hagan mas daño, o que vayan mas rápidas. Nunca vas a enfrentar una misión con el mismo equipo en mente, deberás ir resolviendo las situaciones que te enfrentas con el equipo que encuentres y puedas fabricar, y eso hace que el juego sea una experiencia nueva cada vez que lo juegas.

Apartado Gráfico y Musical

En el apartado grafico este juego esta muy bien, quizá es por experiencia personal, pero siento que el entorno de este juego esta inspirado en la serie de juegos de StarCraft, porque a veces me siento un Terran más atravesando estas salas repletas de enemigos que en cualquier momento podrían convertirse en Zergs. Pero, en fin, probablemente sea un desvarío mio. En resumen, es un juego lindo, sin problemas de rendimiento, bastante bien optimizado para considerarse un juego indie, y que no ha mostrado problemas en el apartado gráfico. Los enemigos son fáciles de divisar y hay variedad de ellos, las balas son fácilmente identificables, lo que no es poco decir, porque hay cientas a la vez en tu pantalla. A todo momento. En tanto a la música, fueron por lo seguro, un heavy metal que sólo enarbola las cualidades del juego, porque si de destruir cosas se trata, que música mas adecuada que esa, ¿no?

Conclusión

MOTHERGUNSHIP es lo que quiere ser, un juego diferente, y lo hace muy bien, pocas veces en mi vida me llamaron la atención los bullet hells, y esta fue una experiencia muy agradable. Quizá el hecho de la familiaridad con los FPS que tengo me llevó a tomarle cariño, pero sin dudas con su divertida historia, y única jugabilidad, este juego tiene mucho por delante. Pero, sin embargo, no todo es perfecto, el juego es muy corto para el precio que tiene en Argentina (AR$ 250 en Steam), y los desarrolladores los saben (al final del juego explican el por qué de su corta duración, pero prometen alargarlo cuando haya ingreso de dinero a la empresa). Y un pequeño detalle, quizá a futuro, me gustaría que haya una sala donde pueda probar cualquier arma que quiera armar sin limitaciones de monedas o recursos, sólo para ver el mundo arder con un solo click.

MOTHERGUNSHIP PC Gameplay

Los dejamos con una galería de imágenes para que se hagan una mejor idea de como luce el juego:

Valoración

8
Excelente 13 de agosto, 2018