Compartir

En esta ocasión les traemos la review de Darksiders 3, el gran regreso de esta franquicia de Hack & Slash creada por THQ Nordic, pero que en esta ocasión, ha sido desarrollado en conjunto con Gunfire Games. Hay una cantidad ingente de personas que juegan este tipo de juegos, especialmente aquellos relacionados con destruir demonios y otros seres. Generalmente dichos juegos siempre tienen como protagonista a un hombre, pero en el caso de la tercera entrega de franquicia Darksiders, encarnaremos el rol de uno de los Cuatro Jinetes del Apocalipsis: Furia, la única mujer de los cuatro. Les dejamos un poco de Gameplay y luego vamos a la Review.

DARKSIDERS 3 Gameplay

Las historia:

Por lo general, lo que nos interesa de cada juego del estilo Hack & Slash, es desbloquear todos los poderes del personaje y hacer una cantidad infernal de combos, mientras destruimos a los enemigos.

Pero, siempre se pierde de vista que en el fondo, existe una trama, que en el caso de la franquicia Darksiders, es bastante interesante. En ella, el Apocalipsis ha iniciado y el Consejo Abrasado (unas cabezas llameantes y muy parlanchinas) nos envían a la tierra como representantes del Equilibrio (lo que está entre el bien y el mal) para arbitrar en esta guerra entre Ángeles y Demonios, que ha elegido a la Tierra como campo de batalla final.

En la primera entrega encarnábamos a Guerra, el más poderoso de los Cuatro jinetes, cuyo poder era temido tanto por ángeles como demonios. Pero cuando iniciamos la historia del juego, nos encontramos con que ha sido acusado de Traición por el Consejo Abrasado. Muerte, quien era el protagonista de la segunda entrega de esta franquicia, se encuentra desaparecido.

Corresponde entonces a Furia, la única mujer entre los Cuatro Jinetes, galopar hacia la tierra y averiguar que está pasando: ¿por qué Guerra traicionó al Consejo? ¿Dónde está Muerte? ¿Quién trajo el apocalipsis antes de tiempo? Y principalmente, deberemos encontrar y capturar a los Siete Pecados Capitales, que andan rampantes haciendo de las suyas por la Tierra.

Al principio, el personaje de Furia se nos presenta como una mujer ruda y hostil, siempre enojada. No está muy contenta con su misión y para colmo de males, le han mandado a una Vigilante para que la observe (una especie de espectro) con el cuál, pronto entabla una relación bastante interesante.

Conforme avanza la historia y se desarrolla una trama que debo decir, me resultó mucho más compleja y cuidada que en las dos entregas anteriores, vemos una evolución importante en el personaje y su relación con su acompañante y eso vale la pena destacarlo. Punto extra para Gunfire Games que trabajó como corresponde el guión.

Las mecánicas:

Como todo Hack & Slash, las mecánicas de Darksiders III se corresponden con las clásicas: atacar, evadir, desplazarse. Furia tiene un repertorio bastante interesante de combos, siendo su arma principal un látigo espada y conforme avancemos con la aventura, podremos desbloquear unas dagas dobles, una lanza, un martillo, una glaive y un par de armas más.

Teniendo en cuenta que las mecánicas de ataque se basan en la combinación de dos botones y el timing (como en todos los Hack & Slash) podríamos decir que se trata de un juego sencillo de entender. Sin muchas vueltas.

Lo complejo es que THQ/Gunfire Games intentó introducir un novedoso sistema de cámara en tercera persona semi descentrada. Por alguna razón, en la que la gran mayoría de los Hack & Slash, siempre tenemos una cámara centrada, con la que podemos ver el entorno de nuestro personaje y esquivar en caso de necesidad. Con Darksiders 3 pasa algo raro con la cámara, no sé lo que quisieron hacer los muchachos de Gunfire, pero una de las grandes contras de este título es la molesta cantidad de ataques off screen que recibimos en consecuencia y que puede hacernos morir en más de una ocasión.

Por otro lado, hay que destacar que conserva la esencia fundamental de los Darksiders: los intercambios de Almas con Vulgrim, el demonio comerciante, que además de permitirnos subir de nivel a cambio de una módica cuota de Almas, también proporcionará los servicios de viaje rápido (gratis por supuesto) con el cual podremos desplazarnos libremente por todas las locaciones que hayamos visitado.

Otra de las mejoras con respecto a anteriores entregas es la Forja del Hacedor, donde tendremos a Ulthane, un conocido de las anteriores entregas de Darksiders, quién estará dispuesto a mejorar nuestro equipamiento si le traemos los materiales desperdigados por todo el mapa: Fragmentos de adamantio, artefactos demoníacos y angelicales.

El juego no solo recompensa la exploración en forma de materiales y almas, que podremos encontrar en todos los recovecos del mundo, si no, que además, podremos encontrar objetos de utilidad para la aventura y al rescatar a los humanos sobrevivientes llevándolos con Ulthane mediante la Piedrahogar, podremos desbloquear un par de recompensas interesante y mejoras para mecánicas de utilidad.

Vamos ahora a hablar un poco de las armas y los combos. Furia posee dos factores claves que hay que entender: el Modo Devastación, que es como nuestro últimate, donde asumiremos la forma verdadera de Furia por un breve período y lanzaremos ataques a diestra y siniestra mientras recuperamos vida. El otro factor clave, es el Modo Furia, que cambia dependiendo de el Vacío que tengamos equipado. Hay 4 vacios esenciales: Fuego, Rayo, Fuerza y Estasis, con los que iremos variando la combinación de ataques, y a su vez, nos brindará distintas formas de atravesar el escenario.

Por ejemplo, el vacío de fuego nos permite realizar una especie de Salto Cohete, que nos impulsa hacia arriba, además de permitirnos sobrevivir a la lava y el fuego, mientras que el Vacío de Rayo nos permite planear y alcanzar mejores distancias aprovechando corrientes de Aire ascendentes.

Además, Darksiders III posee, al igual que sus dos hermanitos que vinieron antes que él, un fuerte componente de puzzle de escenarios y dungeoneering, plataformas y otros elementos complejos del diseño de nivel que están muy bien trabajados, capaces de hacerle la vida imposible a más de uno acostumbrado a los Hack & Slash mas simples. Eso, a mi criterio, es un Punto Extra para Darksiders III.

Los gráficos:

Darksiders III explota al máximo el potencial de Unreal Engine, en lo que, de las tres entregas, es el juego mejor detallado y ambientado.

Nos introduce de lleno en una tierra ya devastada por el apocalipsis, donde los escenarios infernales se entremezclan con la naturaleza de la tierra y las ruinas de las ciudades humanas. El diseño es muy acorde con la historia y se nota que el arte y los efectos están todos asociados a la perfección para crear una ambientación sutilmente mejor a las anteriores entregas de esta franquicia.

Los efectos de partículas tienen una ligera mejora, se me antojaron muy similares a los de Darksiders II, aunque la gran mayoría de los combos son espectaculares, especialmente aquellos en los que opera la Forma de Devastación.

Debo decir que me sorprendí con algunos de los rigs de las animaciones. Una de las cosas que la gran mayoría de los Desarrolladores evita hacer cuando modela o anima un personaje, es el movimiento de serpenteo. Casi nunca luce bien. Por eso, cuando me enteré que el personaje protagonista de esta nueva entrega de Darksiders III iba a tener una espada látigo como arma pense: “Eso va a ser complicado de hacer bien”

Sin embargo, mis temores estaban infundados. Darksiders III posee la fluidez de animaciones y el cuidado de detalle suficiente como para justificar el riesgo que han tomado los desarrolladores al introducir y animar las mecánicas del armamento de Furia. En definitiva, lo que distingue a un buen equipo de animación de otro es: saber correr riesgos y superar las expectativas del espectador. Aplauso.

Las cinemáticas son espectaculares. Dejando de lado el hecho que el estilo de animación huele a Unreal 4 por todos lados, y que la gran mayoría de los juegos hoy en día lucen muy similares unos de otros por este motivo, Darksiders III sabe introducir su impronta propia, dejando al espectador satisfecho. En mi caso particular, me sorprendió la emotividad de los personajes y algunos rasgos faciales, algo que no había visto anteriormente con cinemáticas realizadas dentro de este motor.

Finalmente hablaremos un poco de los modelos de los enemigos, que, a mi criterio, son la otra gran decepción (salvo algunas excepciones) en esta entrega. En Darksiders III teníamos una gran variante de enemigos, la gran mayoría de ellos, uno más bizarro que otro. Demonios, Ángeles y otras aberraciones del caos. En el caso de Darksiders III, sentí que la repetición era la moneda corriente. Debe ser en parte por el hecho de que todo el mapeado está unificado, habiendo escasos puntos de carga, cosa que es buena, pero a la vez crea la sensación de que uno está dando vueltas en círculo.

El problema es que cuando uno visita varias veces la misma área, y encuentra siempre los mismos enemigos, siempre en el mismo lugar, uno se vuelve un poco loco, comienza a detectar patrones, eliminar con eficiencia, en pocas palabras, termina grindeando. Si hay algo que detesto en un juego es el grindeo, pero si hay algo que odio más, es el grindeo encubierto.

Entiendo que la generación procedural de encounters sea algo complejo de lograr, pero es muy necesario, más hoy en día cuando cuesta tanto sorprender al espectador. Yo creo que haber optado por una serie de encounters pre fijados y puntos de respawn fijos, le quitó mucho atractivo a la idea de un mapa open world de estilo dungeon unificado. Una lástima.

Conclusión:

Darksiders III es un buen título. Tiene sus altibajos, pero posee un encanto innegable. Es distinto a todo lo demás, y sin embargo, tiene muchas falencias que arrastra de títulos similares de Hack & Slash y acción de mundo abierto.

La gran mayoría de los problemas que tiene Darksiders 3, tienen que ver con el posicionamiento de la perspectiva de cámara, y su molesta costumbre de dejarnos vulnerables a ataques off screen.

Otro de los factores que le juega en contra, es la previsibilidad con la que los enemigos aparecen, siempre en el mismo lugar, lo cual le resta puntos y valor a la idea de un gran calabozo interconectado, que la verdad hubiera sido genial de haber tenido una generación de encounters procedural en vez de una pre fijada.

Los gráficos, las animaciones y las cinemáticas son de muy buena calidad. El equipo de Gunfire Games supo explotar al máximo el potencial de Unreal, teniendo en cuenta que la gran mayoría de los juegos creados con este motor nos huele asquerosamente a Fortnite, ellos supieron distanciarse bastante de dicha estética y añadir encanto propio a los personajes, teniendo en cuenta las perspectivas, los perfiles y  la retopologia de los mismos, podemos decir que se lucieron.

En conclusión, Darksiders III tiene un gran atractivo, mucho mejor que otros insulsos juegos de acción de Hack & Slash de los últimos años, que aburren con su historia trillada y sus combos pasados de rosca.

Darksiders III recompensa al jugador con timing para los combos y con un gusto por una historia distinta, con atractivo propio y basada en la clásica dicotomía Luz/Oscuridad, y en el debate interno de un personaje, con carácter propio y que es mucho más de lo que aparenta.

¡Espero que les haya gustado la review, los dejamos con una galería de imágenes!

 

Valoración

8
Excelente 27 de noviembre, 2018

A favor

  • La historia y la evolución del personaje
  • Las animaciones y los detalles de calidad
  • El diseño de escenarios
  • La combinación justa entre exploración, combate y puzzles

En contra

  • Enemigos repetitivos y patrones predecibles
  • La cámara no funciona muy bien que digamos