Compartir

ADATA, con su línea gamer XPG entra al mundo de los periféricos Gamers con el combo Mouse Infarex M10 y PAD R10.

Recordemos que Adata es una empresa enfocada a memorias (Ram, HDD, SSD, USB) y está dando sus primeros pasos en el mundo de los periféricos para juegos. Este kit está enfocado a un público que quiere dar sus primeros pasos en el mundo del gaming y busca equiparse con buenos instrumentos, sin gastar un dineral.

Características:

Mouse:

  • Cable: Mallado (1.30 mts)
  • DPI: 800/1600/2400/3200
  • Switch: 10 millones de clicks
  • Aceleración: 8G
  • Ultrapolling: 125 Hz
  • Voltaje: 5V
  • Medidas: 120 x 68 x 35 mm.
  • Iluminación: Full RGB
  • Peso: 145 Gr

Pad:

  • Tamaño: 350 x 250 x 3.6 mm
  • Cable: Mallado (1.7m) Usb enchapado en oro.
  • Iluminación: 9 modos: (7 colores sólidos, 1 efecto arco iris cíclico y un efecto arco iris respiración)

Primera Mirada:

El combo Infarex viene en una caja negra mate de cartón, que protege perfectamente el producto. En el frente encontramos una foto de los productos con una terminación laqueada, la marca XPG, y el nombre de ambos productos por separado.

En la parte trasera encontramos fotografías de ambos productos por separado en las cuales se detallan algunas de las características de los mismos, con un código QR el cual al ser escaneado nos lleva a una web de ADATA que nos cuenta mas en detalle las bondades del combo.

Lo primero que notamos al tomar el PAD Rígido es que es muy robusto y pesado. En la parte inferior tenemos una lámina de metal que aporta resistencia y cuerpo.

Cuenta con 5 feets de goma antideslizante que funcionan de manera excelente. Se probó el agarre en varias superficies y en ningún caso tuvimos deslizamientos.

Las superficies duras no son de mi preferencia para jugar ya que siento que no proporciona un gran apoyo con el mouse, pero después de una rato con el PAD de ADATA uno se acostumbra.

En la parte superior nos encontramos una lámina de PVC micro perforada resistente a los arañazos con el logotipo de XPG transparente, el cual se ilumina cuando se enciende el RGB.

En el lomo del pad notamos una estructura de aluminio rojo por donde sale el cable mallado con puerto USB enchapado en oro y un filtro anti estático. Bajo esta estructura tenemos el sensor táctil para cambiar los modos de iluminación.

El mouse tiene diseño diestro enfocado a un agarre tanto de palma como garra. Bajo el scroll notamos los 2 botones para cambiar el DPI On The Fly (Sobre la marcha).

A la izquierda tenemos los 2 botones programables los cuales vienen por default con las opciones “Atrás” y  “Adelante”, en el lado derecho no hay botones.  El cable es mallado con USB enchapado en oro para mejorar la conducción y tiene un filtro anti estático al igual que el pad.

Testeo:

El mouse responde muy bien tanto en FPS como en MOBAS. Si bien es algo pesado (145 gr), no resulta agotador usarlo luego de varias horas de juego. Puede rotar entre 4 modos de DPI con los botones dedicados, la calidad y respuesta de estos botones es bastante buena, pero no podemos decir lo mismo de los botones laterales: no tienen una estructura de apoyo, y esto los hace muy blandos y necesitan mucho recorrido para presionarlos. Los clicks principales funcionan de manera correcta, la sensación al tacto es bastante suave y cómoda.

El recorrido del scroll es liviano, silencioso y cumple su función sin problema alguno. Esta hecho de una goma antideslizante de buen grosor, y la parte superior del mouse es abierta, lo cual genera que tenga falta de soporte y al agitar o mover el mouse con rapidez se escucha como si estuviera algo suelto.

En la base del mouse nos encontramos con las certificaciones del producto, el sensor óptico y 4 feets de teflón suave que nos dan una buena fricción en pads sólidos, aunque el mejor resultado lo obtuvimos en pads de tela.

El sensor usa tecnología óptica con DPI ajustable en 4 modos predeterminados que son 800/1600/2400/3200 y rotan mediante los 2 botones ubicados bajo el scroll. Tiene un rango de lectura de 1.4mm de altura y su desempeño es excelente. No tuvimos ningún problema de tracking en las distintas superficies en las que fue probado. XPG no dio datos técnicos del sensor hasta la fecha, pero desde luego que fue una buena elección de parte de la empresa.

Hablando de la retro iluminación del mouse, es RGB, pero no es es programable, solo tiene un modo de ciclo entre colores, y solo se enciende el logotipo de la marca y una franja en la parte inferior y aunque bajo los clicks principales y al costado se ven molduras de plástico semitransparente que nos dan a pensar que se puede iluminar ese sector, lamentablemente no es así.

El pad tiene una superficie de PVC resistente a arañazos que dan una fricción estilo “Speed” Fue probado con 3 distintos mouse y la fricción fue distinta en los 3, el M10 daba un deslizamiento estilo “Control” mientras que un Deathadder Elite y un IME 3.0 daban mas a “Speed”.

Su retro iluminación abarca todo el contorno del pad y el logotipo de XPG. La iluminación es bastante fuerte y uniforme, y los colores se aprecian de excelente manera sin llegar a encandilar, muy buen trabajo por parte de ADATA.

El RGB se maneja desde el botón con forma de Huella Digital, permitiendo seleccionar distintos modos.

Conclusión:

El kit XPG Infarex M10 + R10 es una gran opción para entrar al mundo gamer, si bien se pueden pulir unos pequeños detalles como añadir un soporte estructural a los botones secundarios laterales, o un software, el Kit cumple muy bien con su función. No nos olvidemos que son los primeros pasos de ADATA y por el precio de $1200 el combo esta a la altura de las grandes marcas.

Pros:

  • La calidad de los materiales elegidos son excelentes
  • La iluminación RGB tiene el brillo justo
  • Cables mallados, USB enchapados en oro
  • Buen precio
  • DPI intercambiable On The Fly

Contras:

  • Falta de soporte en botones secundarios laterales del mouse
  • Al no tener soporte en la parte superior al Scroll Wheel, genera algunos ruidos a flojo si agitamos o movemos el mouse con rapidez
  • No tiene control por software