Compartir

Hoy tenemos para ustedes el Review del SSD ADATA XPG Gammix S10 PCIe NVMe de 256Gb, el último lanzamiento de la compañía China.

Las unidades de estado sólido M.2 PCIe NVMe con especificación 1.2 son las más comunes que tenemos hoy en día. Se ha pulido tanto la performance de estos SSD que hoy ocupan el espacio de un pendrive y se conectan directamente al Motherboard disminuyendo uso de recursos y latencias.

El XPG Gammix dispone de varias tecnologías y componentes de primera para sacar el mayor provecho posible, entre ellos: Chips Micrón 384 3D NAND Flash TLC (Triple Level Cell, tecnología que apila los bloques de memoria 2D de forma vertical usando celdas de 3 bits)SLC inteligente, y Raid Engine para proteger mejor nuestros datos.

Primera mirada:

El Gammix S10 viene en una caja negra de cartón con detalles rojos, muy a tono con el diseño enfocado a computadoras gamer. Vemos una foto del producto visto de frente, la capacidad de 256 GB, referencias tanto a las tecnologías 3D NAND flash como NVMe especificación 1.2 y el nombre completo con el código 2280.

Esto último quiere decir que su PCB tiene un largo de 80 mm, algo a tener en cuenta para ver si es compatible con nuestra motherboard en cuestiones de espacio.

En la parte trasera nos encontramos un código QR, el cual nos redirige a una web de Adata con mas detalles del producto, certificaciones de calidad y el contenido del paquete en varios idiomas.

La caja cuenta con una pestaña con cierre magnético que al abrirla nos exhibe el producto de una manera muy elegante protegido con una esponja de alta densidad. En la tapa nos cuenta con mayor detalle algunas características del Gammix S10, como por ejemplo su disipador integrado para disminuir la temperatura de los componentes en el PCB (está pegado a él con thermal pads), 3D NAND Flash, Cache inteligente SLC en la NAND y Cache DRam en la memoria. Cuenta también con Raid Engine y Data Shaping para protección de datos mejorada.

Al retirarlo de la caja, observamos que el SSD cuenta con el disipador solo de un lado, lo cual esta excelente para mantener la estética de nuestra build sin que quede algún detalle escondido. Bajo este disipador se encuentra el controlador SM2260 hecho por Silicon Motion.

En la parte trasera nos encontramos el chip Nanya LPDDR3 donde está el DRAM Buffer, una etiqueta con datos del SSD y bajo esta etiqueta, varios chips de estabilidad y voltaje.

Rendimiento:

Ejecutamos varios tests de rendimiento para que puedan apreciar que tan rápido es este SSD. Las pruebas se hicieron en el siguiente sistema:

  • Procesador: Intel Core i5-8400
  • Tarjeta gráfica: Nvidia GeForce GTX 1080 Founders Edition
  • Placa MadreMSI Z370 Gaming M5
  • Memorias Ram: Corsair Vengeance RGB 2x8GB 3200MHz
  • Fuente: EVGA Supernova 850 G3
  • SO: Windows 10 64bits

Anvil Storage Utilities

 

Atto Disk Benchmark:

AS SSD Benchmark:

Crystaldiskmark:

Como resultado nos da 1386 MB/S de lectura y 791 MB/S de escritura, muy superior a los discos SATA 3, aunque el desempeño fue inferior al ADATA SX8000 por casi 800 MB/S en lectura y 300 MB/S en escritura, a pesar de esto, el pequeño S10 es una bestia.

Conclusión:

El S10 es una excelente opción para optimizar al máximo el rendimiento y velocidad de carga de sistemas y/o juegos, sin embargo, por una mínima diferencia de precio podemos obtener el SX8000 también de Adata que nos da mucho mejores resultados sintéticos, manteniendo las tecnologías que ofrece este SSD, como por ejemplo el cache SLC y la certificación NVMe 1.2.

Por $3600 pesos (La versión de 256GB) el S10 cumple su función de manera muy aceptable, cuenta con 5 años de garantía y de bonus tenemos un SSD con mucha estética para una configuración gamer.

Agregarle un disipador ayudó a bajar algunos grados la temperatura en plena prueba de stress pasando de casi 80°C a aproximadamente 68°C, así que, ademas de aportarle funcionalidad, le da otro estilo al producto.

Leave a Reply

Se el primero en comentario!

avatar
  Subscribe  
Notificar