Conectarse con nosotros

Hardware

Pruebas de desempeño en Windows 10 antes y después del parche de emergencia, nada por que preocuparse

Publicado

el

El mundo IT fue tomado por sorpresa esta semana cuando se reveló que casi todos los procesadores vendidos en los últimos 20 años podrían ser explotados debido a dos fallas importantes en el hardware. Descubierto el año pasado por el equipo Project Zero de Google, los fabricantes han estado investigando y trabajando en una solución durante meses, aunque el público acaba de enterarse de esto ahora.

Lo que todos queremos saber es si el parche para Windows 10 afecta negativamente el rendimiento y en cuanto. Para el test han usado el procesador Intel Core i7 8700K y una un SSD Samsung 950 Pro NVM para el almacenamiento. Realmente, el rendimiento bajo este procesador de Intel, no se ve prácticamente afectado, es más la diferencia de rendimiento ronda el 1%, arriba o abajo.

Con Cinebench R15 antes del parche, el resultado en multi thread daba una puntuación de 1423 y en single thread unos 195 puntos, después del parche, en multi thread dio 1391 puntos, y single sube a los 197 puntos.

Con Blender tenemos un resultado de 25.8 segundos sin el parche y de 25.1 segundos con el parche. Con Corona 1.3 tenemos un resultado de 142 segundos sin el parche y de 141 segundos con el parche.

En Excel 2016 no hay diferencias, y en 7-zip de 32MB tiro un puntaje de 39506 puntos antes del parche y después del parche 39075, en la compresión tira 42333 puntos antes del parche y después 42461 puntos.

En lo que es gaming, los benchmarks se hicieron con una GTX 1080 Ti. En Ashes of the Singularity: Escalation, con una configuración de 1080p y alta calidad, dios 135 FPS de media, antes del parche, y 137 FPS después del parche.

Con Assassin’s Creed: Origins a 1080p y Ultra High Quality da un resultado de 94FPS, antes y después del parche.

Con Battlefield 1 en 1080p y Ultra Quality, daba 177FPS antes del parche y 181FPS después del parche.

Bueno, ahí lo tienen, los usuarios de PC de escritorio tienen poco de qué preocuparse en términos de pérdida de rendimiento, especialmente los GAMERS. Todavía hay que ver que pasa con CPUs mas antiguas, pero con estos resultados no creo que haya problema con ningún hardware de escritorio.

Sin embargo, el problema existe, y es grave, con un 30% en la merma de rendimiento para servidores. Es una gran preocupación para los centros de datos tanto por el lado del rendimiento como, lo más importante, la seguridad.

Fuente: Techspot

Comentarios