Compartir

NVIDIA anunció que con la ayuda de la compañía estadounidense de cámaras RED lograron solucionar uno de los problemas más grandes con el 8K: El hardware requerido. Sus últimas placas de vídeo Quadro RTX Turing podrán soportar reproducción y efectos en 8K, mejorando la velocidad de trabajo de editores de video y coloristas entre otros.

“Dara más flexibilidad para la estabilización de imagen, o para hacer panorámicas y zoom para recortar un cuadro sin perder la calidad de imagen en el formato de entrega final (4K).” escribió NVIDIA.

Varios medios graban su contenido en 8K, pese a que no siempre esta es la resolución final del proyecto. La finalidad del 8K es, como mencionó Nvidia, tomar imágenes a una resolución menor con gran detalle. El problema es que para editar el contenido y ver estas imágenes, se requiere gran potencia de Hardware. Ahí es donde entra en acción Quadro RTX y sus nuevas tecnologías para edición de video.

Las últimas placas Quadro RTX con sistema de trazado de rayos avanzado cuestan entre US $2.300 y  $10.000.  El CEO de RED, Jarred Land, dijo que los 24fps 8K fueron testeados en la Quadro RTX 6000. De todas formas añadió “tenemos fe en que funcionará también en las Turing de rendimiento más bajo”. De ser así, no sería necesario gastar U$S 6300 en una GPU para editar contenido 8K.

Sin dudas el 8K es el futuro, y gracias a Nvidia se podrá generar contenido a esta resolución en 2018. Aún queda mucho por delante, pero es bueno ver avances firmes como este.

¿Que opinan acerca del 8K en las Quadro RTX?

 

Fuente: Engadget