Conectarse con nosotros

Actualidad

Nuevo estudio no encuentra conexión entre los videojuegos y la violencia

Los investigadores esperaban lo contrario

Publicado

el

Un estudio reciente que habla sobre la conexión hipotética entre videojuegos violentos y las agresiones, no encontró resultados positivos entre los juegos y el comportamiento de 1004 participantes adolescentes luego de múltiples pruebas.

El profesor adjunto Andrew K. Przybylski de la Universidad de Oxfors y la profesora titular Netta Winstein de la Universidad de Cardiff predijeron que “los videojuegos violentos están relacionados positiva y directamente con los comportamientos agresivos.” Aunque los resultados no respaldaron esta teoría en absoluto, y confirmaron que no hay evidencia de que haya un punto de inflexión crítico donde jugar un videojuego pueda causar agresión.

El estudio encontró que los participantes, 50 por ciento hombres y 50 por ciento mujeres, con edad de entre 14 y 15 años, se “sometieron moderadamente a videojuegos violentos”, jugando un promedio de dos horas por día.

El método del estudio

El estudio estaba basado en encuestas, donde los adolescentes y sus tutores recibían preguntas de acuerdo a los videojuegos que ellos jugaban y su comportamiento luego de jugarlos. Este cuestionario se usó ampliamente para analizar el “funcionamiento psicosocial” de niños de entre 4 y 17 años de edad.

Se usó un modelo de regresión lineal para buscar conexiones entre los datos obtenidos según el nivel de agresión, el género y el tiempo usado en juegos, pero los resultados no eran los que esperaban.

Más pruebas llevaron a la misma conclusión, “la relación entre juegos violentos y comportamiento agresivo son estadísticamente y prácticamente insignificantes.”

Otro modelo de regresión usado fueron las clasificaciones PEGI y ESRB, asignando un número según la violencia incluída en el juego, pero estas pruebas arrojaron el mismo resultado negativo.

Parece que el debate sobre la conexión entre los videojuegos violentos y el comportamiento de las personas finalmente se puede terminar, pero la popularidad masiva de Fortnite entre los niños y adolescentes hizo que mucha gente se preocupara nuevamente.

¿Qué opinan de este estudio?

Fuente: PCGamer