Conectarse con nosotros

Games

Microsoft añade soporte a Tasa de Refresco Variable para cualquier juego DX11

Publicado

el

En su última actualización de Windows 10, conocida como versión 1903, Microsoft incorporó una tecnología que permite soportar Tasa de Refresco Variable en cualquier juego que corra en pantalla completa utilizando DirectX 11, aún si sus desarrolladores no lo implementaron durante el diseño.

La Tasa de Refresco Variable es básicamente la tecnología que utiliza Adaptive Sync, o FreeSync como la llama AMD, como también G-Sync de Nvidia. Básicamente, sincroniza constantemente la frecuencia del monitor con la tasa de cuadros por segundo que tenga el juego. Esta sincronización suele estar dentro de un rango que depende de cada monitor, y es la parte importante a implementar con el soporte a la tasa de refresco variable.

Por ejemplo, la mayoría de los monitores 144Hz con soporte a FreeSync soportan un rango de 48Hz a 144Hz. Si en un momento determinado tenemos 98FPS, el monitor trabajará a 98Hz, pero si sube a 120FPS, la frecuencia subirá a 120Hz para sincronizar exáctamente cada cuadro con cada refresco del monitor. Esto trae varias mejoras en la experiencia de juego, y sobre todo elimina el famoso “ghosting” producido por la sincronización entre el monitor y lo enviado por la GPU.

Requisitos para su uso:

  • Una gráfica compatible con WDDM 2.6, junto a drivers compatibles
  • Un monitor con soporte a Adaptive Sync / Free Sync / G-Sync (Este último es solo compatible con gráficas Nvidia)
  • La actualización de Windows 1903, con el último parche que habilita esta función.

 

¿Que opinan sobre esta actualización para Windows 10? ¿Le van a dar uso?

 

Fuente: DSOGaming