Conectarse con nosotros

Motherboards

Lucía MSI y Overclock

Publicado

el

¡Hola, soy Lucía! Me propuse demostrarte que hacer overclocking extremo no es tan difícil como se piensa, sólo hace falta tener un buen hardware y es muy sencillo.

La práctica de overclocking consiste en alcanzar una mayor velocidad en la frecuencia del reloj de la CPU para aumentar su rendimiento.

Elegir bien los componentes es fundamental. Necesitamos componentes estables, duraderos y de gran calidad para conseguir unos buenos resultados. Yo elegí los siguientes:

–          Tarjeta Madre (Motherboard)  MSI Z68-GD80

–          Tarjeta Gráfica (VGA) MSI N580GTX Lightning

Comenzamos presentando todo el material necesario: tarjeta madre, VGA, tabla de benchear, memorias, LN2 pot, etc…

 

El primer paso es montar la CPU en la tarjeta madre, con mucho cuidado ya que podemos doblar los pines del socket. Levantamos la palanca metálica, ajustamos la CPU y cuidadosamente volvemos a bajar la palanca.

 

 

 

A continuación ponemos la pasta térmica en la CPU. Con cuidado, la esparcimos con el dedo hasta que quede todo homogéneo.

 

 

 

Ahora colocamos la masilla aislante alrededor de la CPU hasta que quede todo perfectamente cubierto. Esta masilla sirve para que la condensación no queme ningún componente y podamos estar más horas bencheando. La CPU va a alcanzar temperaturas muy bajas y si conseguimos evitar la condensación, evitamos cortocircuitos .

 

A continuación colocamos la sonda entre el socket y la CPU. Esto nos sirve para saber en todo momento qué temperatura tenemos en la CPU.

 

 

Seguimos con las manualidades. Colocamos el pot sobre la CPU y ajustamos

El pot pesa unos 4.5kg y es de cobre macizo, va recubierto con una especie de esponja aislante para que la temperatura se mantenga durante más tiempo.

 

 

 

Le llega el turno a las memorias. Elegimos unas de gama alta.

 

Ha llegado el momento de colocar la tarjeta gráfica MSI N580GTX Lightning. Elegí este modelo por  su rendimiento y gran calidad en los componentes, clasificados como Military ClassII. De hecho, actualmente es la gráfica más rápida del mercado, estoy segura de que podrá con todo ;). La montamos en el primer slot PCI-e 16x.

 

 

 

La MSI N580GTX Lightning lleva un doble ventilador con unas grandes aspas, lo que hace que salga un 20% más de aire y mantendrá la VGA refrigerada en todo momento.

Ya tenemos todos nuestros componentes preparados. Le llega el turno al nitrógeno:

Volcamos el nitrógeno líquido en el interior del pot, bajando la temperatura a -120°, y comenzamos a benchear. Vamos probando configuraciones hasta conseguir que la CPU suba lo máximo posible.  Aquí es muy importante contar con una buena placa base, como la MSI Z68-GD80. Su estabilidad y rendimiento son excelentes.

El nitrógeno líquido está a una temperatura de -196°.

Seguimos probando una y otra vez para alcanzar el máximo rendimiento.

 

 

 

Ahora toca pasar los test. Probamos con cientos de configuraciones para conseguir el máximo rendimiento.

 

 

¡Reto conseguido! Hemos conseguido en tan solo unos minutos hacer overclocking. Con la ayuda de componentes de tanta calidad como los de MSI, podemos conseguir records mundiales y estar entre los más grandes, eso sí, con un poquito de práctica ;).

I LOVE MSI!

Lucía.

 

EXTRAS

 

 

Apasionado por Internet, la Tecnología, las Redes Sociales y por sobre todo Geek extremo, le gustan los juegos de PC, no le importa cual, y se cuenta que se pasa horas probando Hardware.

Comentarios