Conectarse con nosotros

Noticias

Las unidades SSD podrán servir de “caché” en cualquier placa base gracias a un nuevo adaptador

Publicado

el

El almacenamiento de datos en unidades de estado sólido (SSD) ha sido limitado hasta ahora a pocas placas base, pero parece que una determinada compañía ha creado una placa adicional que puede añadir esta capacidad a casi cualquier plataforma que tenga una ranura libre PCI Express x1.

Las unidades SSD ya han demostrado su superioridad en comparación con los discos duros (HDD), tanto en materia de velocidad de transferencia como de búsqueda, y esto es en gran parte atribuido a su rápida velocidad de acceso.

Los consumidores con suficiente dinero en realidad adquieren suficientes unidades de este tipo para usarlas como memorias principales, mientras que el HDD es usado como unidad secundaria.

De este modo el sistema operativo Windows se inicia con mucha más velocidad y en general procesa con más rapidez sus datos, siempre y cuando la aplicación esté instalada en la SSD.

No obstante, todavía hay personas que no quieren gastar demasiado en una unidad de memoria, de modo que han sido desarrolladas diferentes tecnologías conocidas como “SSD caching”, como la Intel Smart Response o la SilverStone HDDBoost.

Esencialmente, estas tecnologías permiten que un disco duro y una unidad de estado sólido sean vistos como una sola unidad por el sistema operativo y garantizan que los archivos utilizados con más frecuencia estén en la SSD, para acceder con rapidez a ellos.

Desafortunadamente, el número de placas base compatibles con esas tecnologías es bastante limitado, de modo que una compañía japonesa llamada Kuroutoshikou decidió crear un adaptador que podrá utilizarse en cualquier placa base con una ranura PCI Express x1.

Dicho adaptador tiene un controlador Marvell 9130 SATA 6 Gbps y la tecnología HyperDuo, para configurar fácilmente el proceso de convertir la SSD en una “caché”.

Incorpora una ranura mSATA para la SSD, mientras que el conector SATA 6 Gbps establece la conexión con el disco duro.

Tiene un precio de alrededor 61 dólares, y aunque no sea uno de los componentes de hardware más baratos, supera a algunas de las soluciones RAID que ya están disponibles.

 

Comentarios