Compartir

Futuremark lanzó hoy la última actualización de la suite de benchmark de gráficos 3DMark. La versión 2.4.3819, lanzada al público hoy, viene con el nuevo Benchmark “Time Spy Extreme” para PCs que ejecutan tarjetas gráficas compatibles con Windows 10 y DirectX 12.

Con una resolución de procesamiento de 4K Ultra HD (3840 x 2160 píxeles), el benchmark aplica suficiente estrés para poner a prueba tu equipo en configuración 4K. No se necesita un monitor 4K para ejecutar la prueba, sin embargo, la tarjeta gráfica debe tener al menos 4 GB de memoria de video.

Time Spy Extreme también viene con un nuevo benchmark de CPU que es hasta 3 veces más potente que las pruebas de CPU más antiguas. Puede aprovechar prácticamente cualquier número de núcleos de CPU, y se beneficia de la serie de instrucciones AVX2.

“Time Spy Extreme”, no está disponible en la versión gratuita de 3DMark, necesitaran por lo menos 3DMark Advanced, con una licencia adquirida después del 14 de julio de 2016, para tener este benchmark como una actualización gratuita.