Conectarse con nosotros

Actualidad

El coche autónomo de Uber no sabía que los peatones pueden cruzar indebidamente la calle

Publicado

el

El software que utilizaba la SUV autónoma de Uber que mató a una mujer en Arizona el año pasado no estaba diseñado para detectar peatones fuera de una senda peatonal. Así lo revelaron los documentos lanzados como parte de la investigación federal del accidente. Otros detalles indican que, en diversas maneras, la tecnología autónoma de Uber falló en considerar cómo operan los seres humanos.

La Junta Nacional de Seguridad en el Transporte, un panel de seguridad gubernamental independiente que normalmente investiga accidentes de avión e incidentes de grandes camiones, subió este martes documentos sobre su investigación de 20 meses del accidente. El panel lanzará un reporte final en 2 semanas.

Dentro de los más de 40 documentos podemos encontrar evidencia de que algunos errores estuvieron relacionados a la estructura interna de Uber, lo que los expertos llaman “cultura de seguridad”. El programa autónomo no incluía una división de seguridad operacional o un manager de seguridad.

Los errores más graves estuvieron relacionados al software: el sistema de Uber no estaba preparado para identificar o lidiar con peatones fuera de las sendas peatonales. Además, los ingenieros de Uber se preocuparon tanto por las falsas alarmas que construyeron un retraso de 1 segundo entre la detección de un accidente y la acción. A esto hay que agregar que decidieron desactivar el sistema de frenado incorporado de Volvo.  Según la marca fabricante de coches, esto habría reducido drásticamente la velocidad a la que chocó a Herzberg o incluso evitado el accidente.

Los errores detrás del accidente

Mucho de lo anterior explica porqué el accidente ocurrió incluso cuando el coche tuvo tiempo suficiente para frenar. El coche iba a unos 70 km/h cuando detectó la presencia de Elaine Herzberg por primera vez, unos 5,6 segundos antes del impacto. En ese momento la detectó como un vehículo. Luego cambió su veredicto a “otro”, luego a vehículo de nuevo, luego a “otro”, luego a bicicleta, luego a “otro” una vez más y finalmente a bicicleta. Solamente 1,2 segundos antes del accidente la SUV detectó que estaba por chocar a la mujer pero ya era demasiado tarde.

En una declaración un vocero de Uber afirmó que la compañía “lamenta el choque del 2018”.

¿Qué opinas de la conducción autónoma de coches?

Fuente: Wired