Conectarse con nosotros

Games

Destiny 2 y su potencial desperdiciado

Publicado

el

No es la primera vez que me sorprendo. Debo comenzar este análisis reconociendo que, cuando abrí mi app de Battle Net un día y me enteré de que Destiny 2 estaba por llegar a la PC de la mano de Blizzard, en alianza con Activision y Bungie, casi me da un infarto por la emoción.

Y como a todos los gamers empedernidos, el “Hype” siempre nos puede jugar en contra. (Recuerden a No Man’s Sky)

Tampoco es la primera vez que me sucede, que el hype me obliga a hacer un insta-purchase de un juego. Me ha pasado antes: Mass Effect Andromeda, Tom Clancy’s The División, Star Wars Battlefront.

Últimamente parece haber una oleada de juegos donde rige la premisa: “Sci-Fantasy Distopic”. Esto es, en pocas palabras, una mezcla de la mística –arcana de las historias de fantasía, con la típica y ya conocida ciencia ficción distópica. En la narrativa de dicha premisa, abundan los héroes ocasionales, (que, más que ocasionales, parecen ser elegidos por el universo mismo), junto a otros tantos efectos especiales al estilo Michael Bay. Las Mary Sues y Gary Stus también están a la orden del día.

Pero más allá de estas pequeñas consideraciones que quise aclarar en una breve intro, vamos al análisis en cuestión.

El Juego

Como ya mencioné anteriormente, estamos en presencia de un boom en lo referente a los Sci-Fantasy Shooters, (mezclas de FPS y RPG o TPS y RPG). La primera entrega de la franquicia Destiny no escapaba a esta categorización.

Era bastante bueno, y me quedé con ganas de jugar muchas más horas con mis amigos del trabajo. Pero, como todo lo bueno, también viene con lo malo. Destiny tenía ciertos problemillas que, muy a pesar de los jugadores de Destiny 2, heredo a su sucesor. Como por ejemplo el sistema de recompensas por “grinding”, que, aunque ha recibido un overhaul considerable, no deja de ser el problema principal que tienen este estilo de juegos: se vuelve sumamente repetitivo.

La interfaz, por otro lado, ha mejorado considerablemente. El salto de consola a PC le favorece notablemente. Debo admitir que los muchachos de Bungie-Activision oyeron las quejas de los usuarios de Destiny I con respecto a la interfaz y se pusieron las pilas a la hora de mejorarla. Mucho más intuitiva y user friendly.

El sistema de habilidades me parece excesivamente pobre. Sentí que daba lo mismo si algunas habilidades estaban como si no estaban. Los árboles de habilidades y las clases me resultaron menos versátiles que las de su antecesor. Sin embargo, cabe destacar, que, a la hora de combinarse para el juego cooperativo, logran su máximo potencial.

Las “Super” (así es como se llaman las habilidades definitivas) hacen la diferencia a la hora de liquidar a los enemigos más complicados, o cuando nos vemos sobrepasados por las incontables oleadas de mobs que aparecen en algunas instancias.

El PvP está centrado en la cooperación y se nota a simple vista que el juego pretendía ser una especie de Action Shooter PvP en un principio, pero terminó derivando hacia el estilo del Overwatch, y eso, ya está muy visto.

El nivel de progresión me desilusionó un poco; me pasé la gran mayoría de las horas de juego grindenado tokens y realizando misiones, y llegué al limite de nivel posible casi sin darme cuenta, antes incluso de finalizar la campaña principal.

La exploración del mapa y la superación de objetivos en tiempo real parece ser la salsa que le da sabor al gameplay. Pero dejando de lado los encounters, los dungeons llamados “Lost Sectors” y las misiones optativas, el juego se siente, en un principio, bastante “pequeño” y falto de contenido.

Más adelante, durante el EndGame, el juego levanta muchísimo con las misiones de Patrullaje, los Challenges y las Strike Missions (cooperativas para 3 jugadores). Resta destacar las Raids (6 jugadores) escenarios especialmente diseñados para desafiar todo lo que aprendimos a lo largo de nuestra breve carrera como Guardianes. Simplemente increíbles. Creo que no había encontrado tal nivel de desafío en un dungeon cooperativo desde los buenos tiempos del WoW.

Las interacciones con el escenario están bien logradas y el trabajo de físicas de movimiento, caída y desplazamiento en gravedad alterada me fascinaron y frustraron por partes iguales. Debo añadir que, en algunos momentos, sentí que estaba jugando a un juego de plataformas. Y otras tantas veces a un Gallery Shooter. Los efectos de sonido y la banda sonora son de primer nivel y es la primera vez que siento que la música de un juego acompaña a la narrativa a la perfección, y esto es algo a destacar.

Gráficos

Verdaderamente alucinantes. Algunos escenarios generan tensión y horror por igual, (Lost Sectors) y otros son un “Eye Candy” con un colorido y un trabajo de terreno verdaderamente sublimes.

Los efectos están bastante buenos. Podrían mejorar un poco. Aun corriéndolo en Ultra algunas partículas me supieron a poco. Especialmente las de luz, llama y dispersión en las explosiones de algunas habilidades. Destiny 2 es definitivamente un juego para correr como mínimo en High Res, pero su verdadero brillo recién se nota cuando subimos a tope la calidad de video.

Ahora, hablemos de la cuestión de los “Insta Ban” que han ocurrido a lo largo y lo ancho de la comunidad, y los supuestos “Programas en segundo plano” a los que la compañía atribuyó la responsabilidad. Algunos errores de compatibilidad se los puede dejar pasar, pero, en casos como este, juegos de semejante potencial, no me parece correcto que se desestime las quejas de los usuarios con respecto a semejante falla.

Para finalizar, me gustaría hablar de algo que me molesto bastante. La limitada opción de personalización del avatar (todas las caras parecen iguales), y el hecho de que el protagonista sea absolutamente mudo. Me parece ridículo que, a esta altura del partido, una empresa tan seria no invierta un poco más de dinero en ofrecer un paquete de doblaje para el protagonista. Encima intenta disimularlo con gags del estilo “Penn y Teller”. ¡Vamos!  No cuesta nada hacer un mejor trabajo, más, si hoy en día existe tanto Vocaloid y Voicemaster… al menos lo hubieran intentado.

Conclusión

Pienso que, si los developers se ponen las pilas, podrían mejorar muchísimo este juego y que todavía está por cumplirse la promesa que nos hicieron cuando iniciaron su campaña de marketing. El juego tiene muchísimo potencial desperdiciado, resultado de unos descuidos en el argumento, la falta de versatilidad de los objetos de entorno y la exploración, sumados a la falta de dinámica entre el personaje y la trama principal.

Esperemos ahora a ver que nos trae el Paquete de expansiones y el esperado primer DLC titulado “La Maldición de Osiris”, programado para el 5 de Diciembre de este año.

“Para pasar un buen rato con los amigos y recordar viejos tiempos si les gustaba jugar a los Gallery Shooter Cooperativos”.

A favor:

  • El environment es atractivo y dentro de todo fácil de transitar.
  • Los encounters, eventos In-Game y el spawning están sumamente bien logrados.
  • La interfaz es muy cómoda y accesible.
  • Los tiempos de carga entre escenarios son rápidos.
  • La banda sonora no tiene desperdicio. Simplemente excelente.

 

En contra:

  • Repetitivo hasta el hartazgo.
  • Sistema de progresión/habilidades acotado.
  • La IA de los enemigos es un poco vaga. Son bastante fáciles de engañar,  sobrepasar  y liquidar.
  • Poco trabajo del lore, se desperdicia muchísimo y es una pena.
  • Pocas opciones de customización del personaje.
Comentarios