Conectarse con nosotros

Games

¿Cómo seran los gamers en el futuro? Segun estudio serían pálidos, encorvados y con manos deformes

Publicado

el

Con tanta gente en cuarentena ahora mismo, muchos deciden matar el tiempo jugando videojuegos. Sin embargo, un nuevo estudio de los efectos del gaming en el cuerpo humano podría quitarte las ganas.

Investigadores predijeron cómo podrían lucir los gamers en unos veinte años si no cambian sus hábitos. El equipo creó un modelo llamado Michael, que no se ve muy bien.

Para crear a Michael, los investigadores se basaron en reportes de los efectos físicos que trae consigo el aislamiento, y el permanecer sentado frente a una pantalla. Éstos explicaron: “La visualización muestra que Michael tiene una piel pálida y pastosa debido a años de permanecer bajo luz artificial, lo cual tiene como consecuencia un déficit de vitamina D y vitamina B-12. Tiene eccema relacionado con el estrés alrededor de sus brazos y piernas y una espalda permanentemente encorvada debido a malas posturas.”

Aquí tienes un resumen de las características de Michael, incluyendo un raro trastorno en sus uñas y ojos inyectados de sangre.

1. Cabeza

Michael tiene ojos dolorosamente inyectados de sangre debido a periodos extensos mirando una pantalla.

El modelo también presenta una hendidura en el cráneo debido a la presión causada por el uso de cascos para juegos.

2. Manos

Para sorpresa de nadie, años de gaming han tenido un efecto nocivo en las manos de Michael.

El modelo sufre de onicólisis, un trastorno de las uñas causado por traumatismo repetitivo. Tanto golpear el teclado o los botones del control con las uñas a la larga causó que éstas se aflojaran del lecho ungueal.

Además, Michael ha desarrollado úlceras y callos en sus dedos debido a lesiones provocadas por el uso prolongado del control.

3. Espalda y hombros

Para rematar, Michael tiene la espalda encorvada y los hombros redondeados.

“Tu cuello empezará a extenderse y tus hombros a redondearse, experimentarás dolores ocasionales, y éstos se extenderán desde tu cuello hasta tus manos y espalda, con la tensión resultante creándote una joroba.”

“Esto es causado por cantidades prologandas de tiempo sentado en posiciones incómodas sin el contrapeso de ejercicios y estiramientos.”

Basándose en estos estudios, los investigadores le urgen a los jugadores de vez en cuando tomarse descansos de su sesiones de juego.

¿Qué opinas de esto? ¿Qué tan lejos -o cerca- estás de convertirte en Michael?

Fuente: Mirror