Compartir

Las cámaras GoPro pueden ser geniales para capturar momentos emocionantes. Tal vez un paseo en bicicleta cuesta abajo, paracaidismo, etc. Si bien se pueden usar para filmar lava, generalmente es mejor mantener una distancia razonablemente segura.

Esta cámara GoPro, sin embargo, se acercó demasiado a la acción.

Erik Storm es un guía turístico en Hawai, y parte de su trabajo lo lleva a las corrientes de lava en la isla volcánica. Con la esperanza de obtener algunas secuencias de video, tomó su cámara GoPro, que por desgracia, un accidente leve ocurrió…..como podrán ver en el video.

Al colocar la GoPro en una grieta, Erik Storm se distrajo con otra tarea. Mientras tanto, una corriente de lava se acercaba lenta y amenazadoramente a la cámara. Antes de darse cuenta, todo estaba en llamas entre el flujo de lava.

Sorprendentemente, la cámara grabó todo el incidente, y Erik Storm finalmente recuperó la cámara, aunque sus esperanzas no eran altas. Sorprendentemente, la cámara grabó todo el incidente. ¡Y lo mejor, es que estaba con la carcasa protectora que se llevo la peor parte del daño, y para alegría del dueño, la cámara todavía funciona!

El Sr. Storm dijo: “Usé un martillo de geología para sacarla de la lava y pensé que ya no servia. Pero por suerte sigue funcionando, aunque no tan bien como antes, pero es realmente increíble, ¡sobrevivió! ”