Compartir

Dudamos que en que haya una persona que no haya oído hablar de los problemas con el Note 7. Y siempre esta la duda de que el mismo problema llegue a los nuevos teléfonos Galaxy S8, sobre todo porque utilizan el mismo proveedor de baterías, pero para evitar todo esto, Samsung impuso algunas pruebas rigurosas para las baterías.

La compañía incluso ha publicado un video que muestra todo lo que se hace antes de que el teléfono esté listo para la venta. Samsung incluso publicó una entrevista en su sitio web con el Vicepresidente Senior del Grupo de Confiabilidad, Sangkyu Lee, quien dio algunas ideas sobre cómo están testeando al Galaxy S8 para que estos no exploten.

Fuente: mobilescout