Compartir

Los dispositivos de almacenamiento con conexión directa externa basados ​​en Flash han evolucionado rápidamente en los últimos años. El estándar de interfase USB tipo C ha impulsado a las empresas a lanzar nuevos productos, aunque la interfase USB 3.0 continúa siendo muy popular. Por el lado de los SSD tuvimos un cambio en estos dos últimos años, de chips MLC a TLC, y a 3D TLC. Recientemente la producción de memorias 3D NAND comenzó para quedarse, haciendo que baje la producción de MLC y el volumen regular de chips TLC.

Entre las empresas que están dedicadas 100% a productos de almacenamiento, ADATA fue una de los primeras en anunciar productos basados ​​en 3D NAND.

La gama de SSDs SD700x consta de tres capacidades, 256GB, 512GB y el modelo tope de 1TB.

El rendimiento que ADATA promete para el SSD de 256GB es de 440MB / s para lecturas y 430MB / s para escrituras.

Primera Mirada 

La caja tiene un diseño a tono con el producto, el cual va orientado a los jugadores de video juegos de consola y PC, el negro y rojo dominan este producto. Si abrimos la tapa podemos ver el producto a través de la ventana. Tenemos datos de la capacidad, que en este caso es de 256GB y el hecho de que es un producto con chips 3D NAND. En la parte trasera de la caja tiene las especificaciones, con los requisitos del sistema y el contenido.

La carcasa del SSD es de metal en color negro y alrededor del mismo tenemos un anillo de goma en rojo, que ayuda a absorber los golpes y raspaduras. El puerto USB 3.0 es del tipo micro B y se encuentra metido en el interior de la carcasa, lo que ayuda a evitar daños accidentales.

El SSD tiene certificado IP68 y especificaciones militares a prueba de golpes, sobreviviendo fácilmente una hora de inmersión a 1,5 m bajo el agua. Tiene protección total contra el polvo y es resistente a caídas y golpes, se podría decir que es un buen guardián de los juegos.


Esto es todo lo que está incluído en la caja, el cable USB 3.1 Tipo-A a Tipo Micro-B y una guía de inicio rápido que nos proporciona la URL donde se puede descargar la utilidad ADATA HDD to Go. El cable es un poco corto, quizás hubiera sido interesante tener el doble de largo para que nos de un poco mas de libertad de movimiento.

Plataforma de pruebas y Test 

Para la pruebas utilizamos un puerto USB 3.0 de una placa madre de MSI, la B350 Gaming Pro Carbon.

  • Procesador: AMD Ryzen 1800x
  • Placa madre: MSI B350 Gaming Pro Carbon
  • Memorias Ram: Apacer Blade 3200MHz 2x8GB
  • Almacenamiento Primario: SSD 240GB
  • Fuente: Seasonic Snow Silent 1050W
  • SO: Windows 10 64bits

Bechmark

  • ATTO disk Bechmark
  • AS SSD Bechmark
  • Crystal Disk Mark
  • Anvil Bechmark

En el SSD externo de ADATA tenemos chips NAND 3D TLC de Micron y un controlador SM2258.

En la imagen vemos el SU800, esto pasa por que el producto viene de esa generación de SSDs Externos, y parece ser que ADATA no cambió el firmware.

 

 

 

Los benchmarks cumplen con lo que dice ADATA en las especificaciones, en CrystalDiskMark, vemos una mejor estimación del rango de rendimiento, 440MBs de lectura y 410 de escritura, aunque en 4k caemos a solo 27MBs.

Conclusión 

ADATA ha realizado un excelente trabajo con este SSD externo, un producto muy solido para competir en el mercado.

La calidad de construcción es muy buena para este tipo de soluciones portátiles, con un diseño simple que al mismo tiempo combina unos colores que quedan muy bien en todo tipo de ambientes, y mas que nada en el Gamer, en donde muchas veces el rojo y negro es la combinación de colores dominantes. La certificación IP68 le da un punto extra a la hora de llevar nuestras partidas guardadas o un juego y tener nuestros datos bien seguros es lo mas importante.

Los juegos siguen aumentando de tamaño y 256GB muchas veces puede ser poco espacio, hay juegos que pesan mas de 100GB. Y es por eso que ADATA tiene disponible este modelo con capacidades de 256GB, 512GB y 1TB, digamos que con el de 1TB se librarían de la horrible necesidad de elegir qué título guardar y cuál borrar. Que tenga un conector USB lo hace muy fácil de usar, para Xbox One, PS4 o PC, lo enchufamos y tenemos acceso instantáneo a los juegos y contenido almacenado.

El rendimiento está a la altura de los SSD portátiles, con unas especificaciones de lecturas y escrituras que cumplen con las expectativas, nada mal esos 440MB / s.

Este SSD externo puede llegar con un precio de alrededor de los $ 3000 pesos, y por ser el tipo de producto que es, tiene un bajo costo para los consumidores que desean una solución portátil, rápida y segura.