Compartir

Poco a poco Raidmax está entrando al país con un amplio catálogo y entre estos productos está su linea de sistemas de refrigeración líquida todo-en-uno denominada Cobra, de la cual nos enviaron para revisión su versión con radiador de 240mm.

Este sistema se coloca dentro de la gama media-alta, siendo ideal para el que no quiere gastar mucho y a la vez quiere el silencio y rendimiento que ofrece un AIO que no ocupara un gran tamaño en su gabinete con un disipador grande.

Tiene una característica muy rara de la cual hablaremos luego, que es la posición de la bomba, que no está colocada en el bloque de CPU ni en un extremo del radiador como se ve generalmente en los AIO.

Especificaciones

  • Zócalos compatibles: AM1, AM2/+, AM3/+, FM1, FM2/+, LGA 115X, LGA 1366, LGA 2011/-3
  • Tamaño del radiador: 240mm (Dimensiones exactas: 274x122x32 mm)
  • Fans incluidos: 2x 120mm PWM – 500 a 2000 RPM – 88,3 CFM Max – 2.2mmH2O Max
  • Bomba: 12V, 3500RPM

Primera Mirada

Su caja tiene un fondo de color negro con una especie de graffiti de color celeste que incluye una Cobra, que es el nombre de la linea. Sobre este fondo vemos una imagen del sistema, el logo de Raidmax, el nombre del modelo, y todos los zócalos con los que es compatible.

En la parte trasera de la caja tiene escritas varias características junto a imágenes de algunas de ellas, como también distintas vistas del sistema para mostrar su dimensiones, y una imagen de todo el conjunto armado.

En su parte trasera vemos una tabla con todas sus especificaciones para conocer todas las características y ver que el producto sea acorde a lo que buscamos.

Como el nombre del modelo indica, se basa en un radiador de 240mm, el cual como en la mayoría de los AIO está pintado de color negro.

Viendo sus aletas, notamos una densidad bastante buena similar a los AIO de otras marcas, por lo que la capacidad de eliminar el calor es bastante alta.

Como habrán notado, el radiador no es un radiador común y corriente, sino que tiene algo dentro. Esta es la bomba encargada de hacer circular el líquido y transportar el calor a través del sistema para enfriar la CPU.

El ancho del radiador es de 32mm, un poco mas ancho que los modelos de otras marcas debido al agregado de la bomba, por lo que debemos comprobar que sumado a los fans entre en el gabinete.

Su bloque tiene el logo de Raidmax junto a diferentes lineas blancas. No tiene iluminación LED lo cual lo hace una buena opción para los que buscan algo bien discreto o no les interesa la estética del sistema.

Notamos que el bloque es muy finito en comparación a otros AIO debido a que no tiene la bomba en su interior por lo que no es necesario hacerlo mas alto.

La base del bloque es de cobre para una excelente conductividad térmica. Notamos que no trae pasta térmica aplicada, ya que como veremos más adelante incluye una para que apliquemos.

Raidmax incluye dos fans de color azul con tecnología PWM para una mejor regulación de velocidades.

Estos fans son bastante buenos, capaces de alcanzar un flujo de aire de 88,3 CFM con solo 2000RPM y un ruido menor a 25 dBA. Un punto en contra es su baja presión estática que es de tan solo 2,2 mmH2O.

Como comparación podemos tomar los fans del Corsair H100i V2 que tienen un flujo de aire de 70,69 CFM, 2435RPM, y un ruido de 37 dBA, teniendo menos flujo de aire con un ruido mucho mayor, aunque la presión estática que es un factor muy importante es de 4,65 mmH2O, mas del doble que la de los fans Raidmax.

En las esquinas, los fans poseen una goma para reducir las vibraciones y así ayudar significativamente a reducir el ruido.

Junto al equipo se incluyen todos los accesorios necesarios para la instalación del sistema en todos los zócalos soportados, incluyendo no solo los montajes sino también un splitter de fans, y una pasta térmica que nos alcanza para unas tres o cuatro aplicaciones.

Instalación

Para la instalación lo primero que debemos hacer es preparar su backplate, colocando los tornillos en los agujeros correspondientes al zócalo que utilicemos.

Luego tenemos que colocar el backplate en nuestra placa madre, y agregar los separadores que se incluyen, diseñados para no apretar de más los tornillos que sujetan el bloque, evitando daños permanentes en la placa madre o el CPU.

Antes de poner el bloque tenemos que colocar la pasta térmica, la cual en este caso viene incluida por si no tienen ninguna otra en su casa, por lo que no deben preocuparse por ir a comprar otra.

Una vez realizado todo esto colocamos el bloque, y lo sujetamos a los tornillos del backplate, colocando primero los resortes y luego los otros tornillos.

Recomendamos apretarlos con un destornillador para el mejor contacto posible, ya que a veces manualmente puede quedar suelto y no hacer un buen contacto, lo cual resulta en malas temperaturas.

Finalmente tenemos que ajustar los fans en el radiador, enchufar sus cables a la placa madre (2x 4 pins PWM de los fans + 1x 3 pins para la bomba), y ya podremos utilizar el sistema.

En caso de utilizar un gabinete deberán sujetar el radiador al gabinete, con los tornillos provistos en los accesorios.

Plataforma de pruebas

  • Procesador: Intel Core i7-6700K
  • Placa madre: Gigabyte GA-Z270X-Gaming 7
  • Memorias Ram: G.Skill TridentZ 2x8GB
  • Fuente: Seasonic Snow Silent 1050W
  • SO: Windows 10 64bits

Pruebas

Las temperaturas fueron muy buenas, alcanzando 48 grados en el núcleo más caliente en juegos y 51 en el núcleo más caliente de Cinebench, lo cual nos deja un amplio margen para overclocking en caso de que deseemos (Y podamos, ya que nuestro hardware debe ser compatible) elevar la frecuencia del procesador.

Test con overclock

Para el test con overclock, elevamos nuestro i7-6700K a 4800MHz con un voltaje de 1,36v. Al ejecutar el test de Cinebench con estos ajustes, las temperaturas de los núcleos variaron entre 65 y 70 grados, demostrando que también se tiene un excelente rendimiento incluso con overclock.

Conclusión

Raidmax hizo un trabajo excelente con el Cobra 240, dándonos un buen producto capaz de soportar tranquilamente un overclock bastante bueno manteniendo las temperaturas por debajo de los 70 grados con fans automáticos, por lo cual es muy buena opción para los que desean utilizar un CPU con overclock 24/7. 

Su diseño puede resultar un tanto extraño por la posición de su bomba pero esto no es algo que afecte el rendimiento por lo que no molesta en absoluto. La ausencia de LEDs puede resultar un punto a favor o en contra, ya que es algo bueno para los amantes de algo sobrio aunque sus fans le quitan este toque con su color azúl que resulta bastante llamativo.

Su precio en el país ronda los $2500, bastante similar a los coolers con los que compite, y obtiene unos grados menos lo que lo hace una opción bastante buena si nos parece bien estéticamente. Lo recomendamos a aquellos que busquen un OC 24/7 o realizar algún overclock elevado cada tanto, ya que es una muy buena opción sin gastar tanto.