Compartir

Hoy tenemos en HD Tecnología el review de la Gigabyte Aorus X299 Gaming 7, la segunda placa mas poderosa de la empresa (Luego de la Aorus X299 Gaming 9, que también tenemos en nuestros laboratorios), diseñada para la nueva plataforma de procesadores Intel Core X Series, que va desde 4 hasta 18 núcleos.

Con tecnologías como Quad-Channel, 3-way SLI y 3-way CrossfireX (En CPUs Core i9), Triple M.2, chips Ethernet de Intel y Killer, soporte a Optane, vROC, U.2, Thunderbolt, entre otras tecnologías, esta placa madre es ideal para todo tipo de tareas, especialmente para workstation debido a la cantidad de CPUs soportados.

Sus especificaciones pueden resultar confusas debido a lo confusa que es la linea de procesadores Core X Series, con algunos CPUs soportando Dual Channel y otros Quad Channel, modelos con 16, 28 o 44 lineas PCI-E, haciendo que ciertas características de la placa madre puedan o no utilizarse dependiendo el CPU utilizado, pero esto es méramente culpa de Intel, y no de los fabricantes de placas madre.

Gracias a Gigabyte, tuvimos la oportunidad de probarla con el Core i9-7900X de 10 núcleos y 20 hilos, el más alto al momento de probarla, para mostrar un poco el rendimiento que tiene esta plataforma.

Características y Tecnologías

Al ser una placa madre de alta gama, tiene un sistema de sonido con la máxima calidad disponible al momento de lanzar la placa madre, utilizando los siguientes componentes:

1) Conversor Digital-Analógico ESS Sabre ESS9018Q2C, con una amplificación de hasta 121 dB, soporte a música de alta calidad con conversión 32-bits 384KHz, y un THD+N (Distorsión Armónica Total + Ruido) de -115 dB.

2) Su chip de procesamiento de audio es el Realtek ALC1220, utilizado en la mayoría de las placas madre de gama alta por su alta fidelidad de sonido.

3) Capacitores de poliester WIMA diseñados especialmente para sistemas de audio.

4) Capacitores electrolíticos Nichicon, también diseñados especialmente para sistemas de audio.

5) Amplificador operacional LME49720, diseñado para sistemas de audio, y en este caso utilizado como fuente analógica de bajo ruido.

6) Oscilador TXC, para entregar una señal de reloj lo más precisa posible al sistema de sonido.

Otra tecnología importante es Smart Fan 5, que regula los fans en base a los 9 sensores de temperatura con los que cuenta la placa madre, regulando cada conector de fans en base al sensor de temperatura más cercano.

Tiene 8 conectores para fan híbridos, lo cual significa que soportan regulación tanto por PWM, como por voltaje, y dos de ellos están optimizados para bombas de sistemas de refrigeración líquida teniendo una salida de corriente de 3A, y están colocados estratégicamente uno en la parte superior por si usamos un AIO, y uno en la parte inferior por si usamos un sistema personalizado.

Junto a la placa madre se incluyen dos sensores con cable para colocar en el gabinete donde deseemos.

Al igual que venimos viendo en Z270, y algunas placas madre X370, Gigabyte incluyó el sistema Turbo B-Clock que permite regular la frecuencia base de CPU y memorias sin afectar la frecuencia base del bus PCI-E, DMI, o PEG, para no afectar la estabilidad de los componentes que utilizan estos bus.

Todos sus puertos M.2 ofrecen soporte a Optane, la tecnología de caché rápido de Intel que acelera significativamente la velocidad de los discos duros, y de algunos SSD Sata, siendo ideal para cargar rápidamente archivos al trabajar con tareas de diseño o renderización.

Cuenta con tres puertos M.2, soportando configuraciones RAID a través de estos tres puertos para las máximas velocidades de almacenamiento.

Además incluye un disipador para M.2 llamado Thermal Guard, que en nuestras pruebas redujo 20 grados la velocidad del M.2 y eliminó por completo el throttling (Reducción de velocidad por tempertura) al transferir grandes archivos.

Soporta perfiles XMP de hasta 4400MHz con Kaby Lake-X, aprovechando al máximo el controlador de memorias de estos procesadores.

Para la conexión a redes, posee la tecnología Killer DoubleShot Pro, cuyo nombre hace referencia a la posibilidad de elegir dos tipos de conexiones: Con Cable o Inalámbrica, gracias al chip Ethernet Killer E5200 para conexiones cableadas, o el chip Killer 1535 para conexiones inalámbricas.

También tiene un chip Intel Gigabit Lan I219-V para dar soporte a una segunda conexión de 1Gb/s.

El soporte a USB 3.1 está dado por el controlador ASMEDIA 3142, que da un ancho de vanda de 16Gb/s frente al ancho de banda de 10Gb/s dado por el ASMEDIA 1142 utilizado en generaciones anteriores, y utilizado en esta generación por otros fabricantes.

Si llevan mucho tiempo armando PCs, seguramente han tenido al menos una vez el problema de tener que actualizar una bios y no tener a mano un procesador compatible. Esto lo soluciona la tecnología Q-Flash Plus, que permite que si la placa madre está alimentada, aunque no tenga un procesador ni memorias ram instalados, igualmente podamos actualizar la BIOS.

Finalmente tenemos las características relacionadas a lo que no puede faltar en un producto de 2017: El RGB.

La X299 Gaming 7 cuenta con un cabezal para tiras RGB Digitales, lo cual permite seleccionar por cada LED un color diferente y no el mismo color para toda la tira como en las tiras convencionales.

Además tenemos LEDs cubriendo prácticamente toda la placa madre, abarcando 6 zonas diferentes sobre la placa madre, mas dos zonas adicionales mediante tiras de LEDs.

Todo esto lo podremos controlar desde el software RGB Fusion, eligiendo un color para todas las zonas, o eligiendo un color para cada zona por separado. Lo mismo sucede a la hora de elegir un efecto de iluminación.

Índice de páginas