Compartir

Con el lanzamiento este martes pasado (18/04) de la Radeon RX 550 a US $ 79, el mercado de las GPU discretas para reemplazar IGPs volvió a la vida. NVIDIA se prepara para abordar este mercado con la nueva tarjeta gráfica GeForce GT 1030, basada en su arquitectura “Pascal”. esta tarjeta se basará en el nuevo silicio “GP108” de 14 nm y podría contener hasta 512 núcleos CUDA y 2 GB de memoria GDDR5 a través de una interfaz de 128 bits.

Con un PCB pequeño, podemos esperar que el chip no necesite de un conector de potencia y utilice solo la ranura PCI-Express, y pueden llegar modelos de bajo perfil y sin ventilador. Podría disponer de HDMI 2.0b y DisplayPort 1.4, cosas de las que su predecesor, la GT 730 carece.

La compañía podría anunciar formalmente la GT 1030 hacia mediados de mayo de 2017.

Fuente: Expreview