Compartir

LG ya confirmó que su próximo teléfono no contará con el último chipset de Qualcomm, sino con el chipset Snapdragon 821 gracias a Samsung.

Pero la compañía planea usar el Snapdragon 835 con el LG V30, que se espera que llegue en la segunda mitad del año.

Además de un Snapdragon 835, el teléfono también tendrá 6 GB de RAM, una configuración cámara cuádruple (dos en el frente y dos en la parte trasera) y también un mejorado sistema DAC.

El informe menciona que debería tener alguna novedad extra, pero no se proporcionaron detalles sobre eso.