Compartir

Samsung se apodero de los primeros Snapdragon 835 de Qualcomm, y con esto obligó a otras compañías como LG a lanzar sus teléfonos insignia sin actualizar el CPU. Aquellos que decidieron seguir y intentar obtener los Snapdragon 835 están actualmente luchando con problemas de disponibilidad.

Si bien se podría pensar que las cosas cambiarían una vez que los Galaxy S8 y S8 Plus salgan a la venta, parece que Qualcomm no tiene disponibilidad para otras empresas. Según la nueva información, Qualcomm está preparando otro chipset de gama alta que impulsará al Galaxy Note 8, el Snapdragon 836.

Y la novedad es que el Snapdragon 836 no será exclusivo del phablet de Samsung, y el LG V30 y los modelos de próxima de Google Pixel llegaran también con este CPU.